Stephen Hawking: Compromiso social más allá de la astrofísica

Stephen Hawking: Compromiso social más allá de la astrofísica

[resumen.cl] Durante la jornada de hoy se dio a conocer la noticia del fallecimiento del que -probablemente- sea el físico más importante de nuestros tiempos: Stephen Hawking. Sus investigaciones revolucionaron el campo de la astrofísica con la fórmula de los agujeros negros y la búsqueda del origen del Universo. Sin embargo, la vida de Hawking estuvo marcada por compromisos más “terrenales” por causas que requerían apoyo y visibilización a nivel internacional, siendo una de las últimas su adhesión al boicot académico contra Israel. Hawking también ha alertado a la humanidad acerca de las catastróficas consecuencias del cambio climático global y la aterradora probabilidad de una nueva extición masiva. 

Stephen William Hawking nació el 8 de enero de 1942 en Oxford, Inglaterra. Estudió ciencias naturales en el University College de Oxford, para después especializarse en física, graduándose en 1962 para luego obtener un doctorado en física en Cambridge, donde también comenzó a desarrollar síntomas de esclerosis lateral amiotrófica, condición que progresivamente terminaría postrándolo a una silla de ruedas. A partir de entonces, sus investigaciones le harán uno de los científicos más reconocidos a nivel mundial.

A pesar de llevar una vida ligada a la academia y a la investigación y divulgación científica, no se mantuvo al margen de los conflictos sociales y políticos contemporáneos. Desde el mundo universitario, fue un férreo opositor a la invasión estadounidense en Vietnam en los años 60, y la de Irak a principios de la década pasada. “Cerca de 100.000 personas han muerto, la mitad de ellas mujeres y menores. Si no es un crimen de guerra, ¿qué es?” proclamaba en 2004 en una manifestación contra la guerra celebrada en Londres. Asimismo, se mostró crítico respecto a lo que representa el modelo capitalista en el desarrollo de la humanidad, advirtiendo que de mantenerlo estamos avanzando inexorablemente a un estadio de miseria para la mayoría de la humanidad “Los dueños de las máquinas se posicionarán como la burguesía de una nueva era, en la cual sus corporaciones no proveerán de puestos de trabajo a las personas”, declaró en una entrevista.

En esta misma línea, se hizo parte del llamado al boicot contra Israel (BDS), campaña internacional que busca crear un boicot cultural, académico, artístico, político y económico contra la entidad ocupante de Israel, generando presión en todos los aspectos para combatir las políticas criminales del Estado sionista en territorio palestino, así como sucediera con la Sudáfrica del apartheid. En 2013, Hawking acogió el llamado de organizaciones palestinas y decidió retirarse de las conferencias en Tel Aviv y la parte ocupada por Israel de Jerusalén organizadas por Shimon Peres a las que había confirmado su asistencia. Israel Maimon, presidente de la instancia, declaró indignado que “esta decisión es una barbaridad y está mal. El uso de un boicot académico contra Israel es indignante e impropio. Israel es una democracia en la que todo el mundo puede expresar su opinión, sea la que sea. Una decisión de boicot es incompatible con el discurso democrático abierto “.

Hawking ha visitado Israel en cuatro ocasiones, la última en 2006 donde planteó su interés de encontrarse con científicos palestinos. Pero es desde 2009 que Hawking endureció su actitud hacia Israel, cuando denunció el ataque de tres semanas contra Gaza, declarando a Al-Jazeera que la respuesta de Israel al lanzamiento de cohetes desde Gaza era “claramente desproporcionada… esta situación es como la situación de Sudáfrica antes de 1990 y no puede continuar”.

La adhesión de Stephen Hawking al movimiento BDS marcó un hito al tratarse de la primera gran personalidad en ser parte de la campaña proveniente de fuera del mundo del arte y espectáculos, y por tratarse también del científico más importante de nuestros tiempos. Su apoyo abrió una puerta que probablemente sea ocupada por muchas otras personalidades que se sientan llamadas a terminar con la situación de Israel sobre los territorios palestinos.

 

Alerta roja ante cambio climático global y probabilidad de extición masiva

Ante la amenaza de extinción masiva que podría desencadenarse con la interferencia del sistema capitalista global en mecanismos clave para el funcionamiento de la biosfera, Stephen Hawking fue particularmente crítico con la dirección que estados y megacorporaciones llevan a la especie humana al potenciar el aumento de emisiones invernadero que derivan en el cambio climático global.

Stephen Hawking llegó a advertir que la Tierra se volvería “un mundo infernal” de continuar las actuales tendencias de calentamiento y eventos climáticos extremos.  Ante este crudo futuro, también ha realizado llamados a incentivar la exploración espacial para desarrollar colonias habitables en otros mundos, lo cual vaticina un desastroso porvenir para las próximas generaciones que no tengan otra opción más que permanecer en la Tierra.

A mediados del año pasado, Hawking culpó al presidente estadounidense Donald Trump de haber “condenado a nuestro planeta” por retirar a la potencia altamente contaminante y depredadora de recursos mundiales del Tratado de París firmado en 2015.

Estas leyendo

Stephen Hawking: Compromiso social más allá de la astrofísica