Advertisement

Trabajadoras/es de Teatro se desvinculan de actividades convocadas por la UdeC, rechazando la criminalización de la protesta implementada por esta

[resumen.cl] La Asamblea del Sindicato de Trabajadores y Trabajadoras del Teatro del Biobío (Sidarte Biobío) ha comunicado su absoluta desvinculación de las actividades organizadas entre Ministerio de las Culturas y la Universidad de Concepción en homenaje al TUC (la extinta compañía teatral de la misma casa de estudios). La actividad consistía en tres lecturas dramatizadas de Heine Mix, Isidora Aguirre, y José Chesta, quienes, junto con trabajar en tal instancia, se han constituido en referentes estéticos y también éticos respecto al modo de involucrarse en la práctica teatral.

Esta decisión se ha establecido como una forma de rechazar la criminalización de la protesta social que la Universidad implementado al querellarse en contra de once jóvenes, acusándoles de supuestas acciones realizadas en el contexto del Estallido Social y quienes se mantienen con distintas medidas cautelares hasta el momento.

En su comunicación explican:

Particularmente en nuestra región, la Universidad de Concepción interpuso una querella en contra de 11 jóvenes, 6 de ellos menores de edad, que actualmente se encuentran con arresto domiciliario. Y 5 mayores de edad, uno con arresto domiciliario, y 4 con prisión preventiva en la cárcel El Manzano. Entre ellos, un familiar directo de una socia de nuestro sindicato. Adherimos a la exigencia de liberación inmediata de todos ellos, y con urgencia a la posibilidad de mantenerse con arresto domiciliario mientras dura el proceso.

Lamentamos profundamente que una institución como la Universidad de Concepción, que afirma ser garante de saberes para los habitantes de este territorio, criminalice la protesta, sin considerar la violencia sistemática del Estado y su modelo. ¿Por qué jóvenes vulnerables despliegan su rabia en una casa de estudios? ¿No es otro signo del descontento y segregación social? Mientras por otra parte, la Universidad no se querella contra el estado y carabineros por las agresiones recibidas por Rodrigo Lagarini, alumno de la Universidad de Concepción sobreviviente de trauma ocular el 22 de octubre del 2019 a causa de una bomba lacrimógena, como sí lo han hecho otras Universidades como la Pontificia Universidad Católica de Chile, mostrando a través de esta acción, un real apoyo hacia su estudiante. ¿Vale más lo material que las vidas de los jóvenes?

Junto con ello, agregan:

Es una completa inconsciencia, además, organizar un homenaje a un grupo de teatristas históricamente vinculados al movimiento social como lo es el TUC, realizando lecturas de textos profundamente comprometidos con las revueltas y sentires populares, como lo son las dramaturgias de Heine Mix, Isidora Aguirre, y José Chesta. El teatro como arte de la sensibilidad no puede ser creado para vivir en tanta inconsecuencia. La sensibilidad política es común frente a los hechos acaecidos, de los actores y actrices, socios y socias quienes integran los elencos, que empatizan con los detenidos, sus familias y demandas. Los propios textos demostrarán la inconsecuencia de este evento.

Reiteramos la exigencia de liberación, lamentamos profundamente que las determinaciones políticas de la UDEC afectarán esta instancia artística, pero consideramos de suma la importancia generar una cultura que sea sensible frente a las injusticias sistemáticas de este país, un valor intransable para esta organización de trabajadoras y trabajadores de las artes escénicas.

Estas leyendo

Trabajadoras/es de Teatro se desvinculan de actividades convocadas por la UdeC, rechazando la criminalización de la protesta implementada por esta