Trabajadores de Enap se oponen a operación de venta de planta de hidrógeno en el Biobío

Trabajadores de Enap se oponen a operación de venta de planta de hidrógeno en el Biobío

[resumen.cl] Preocupación existe en sindicato ante la eventual venta de la Compañía de Hidrógeno del Biobío al grupo alemán Linde, lo que según los trabajadores concluiría en la privatización de un insumo estratégico para la Empresa Nacional del Petróleo (Enap), ya que la operación se completaría con la monopolización de la producción de hidrógeno y, por ende, la posible fijación arbitraria de precios.

En Hualpén existen dos plantas de hidrógeno. Una de la Compañía de Hidrógeno de Talcahuano (CHT) de propiedad de Enap y la Compañía de Hidrógeno Biobío (CHBB), que en un 90% es de propiedad de la empresa chilena Sigdo Koppers S.A y un 10% de Enap.

El hidrógeno es utilizado para limpiar de azufre los combustibles para que de esta forma cumplan con las especificaciones ambientales en cuanto a límite de emisiones atmosféricas exigidas para su venta en el mercado chileno y el extranjero.

Según lo comunicado por la empresa, la preocupación de los trabajadores no tendría asidero en la realidad ya que la venta a concretarse solo consistiría en el 10% que Enap posee de CHBB.

Esto fue categóricamente desmentido por Iván Montes Correa, presidente del sindicato de la refinería Enap Petrox de Hualpén, quien aseguró, en conversación con Resumen, que lo dicho constituye “una mentira que ha generado la administración” [ya que] “no es el 10% de la propiedad la cual se estaría enajenando, sino el 100% pues tendrían que otorgar la totalidad de la venta de CHBB en cuya operación comprarían el 90% de Sigdo Koopers”.

De esta forma, “Linde al recibir el 100% de CHBB, más la operación y mantención de esta planta, debiera pagarle a Enap alrededor de 40 millones de dólares”, afirmó. Lo que comparado a las posteriores ganancias que recibiría la empresa directamente desde el fisco es irrisorio ya que “Linde le cobraría anualmente a Enap 13 millones de dólares al año por el suministro de hidrógeno para la refinería de Aconcagua y Biobío”. Esto por 15 años, lo que sumaría más de 150 millones de dólares de ganancia para la empresa privada.

Además, los trabajadores aseguran que la intención de la administración es detener las operaciones de la Compañía de Hidrógeno Talcahuano en un par de años más, para ser reemplazada por una nueva, la que sería de propiedad del grupo alemán.

“Para quién es el negocio, para Enap o para Linde”, agrega el dirigente asegurando que la estatal no tendría ninguna necesidad en cuanto a la generación del recurso.

 

La entrada de Linde en la refinería estatal

En 2004 Linde gana la licitación de la construcción de una planta refinadora de hidrógeno en la planta de Aconcagua realizada por Enap. Y así es como dota a esta refinería del 60% del hidrógeno que requiere.

En 2014 “nos percatamos de que Linde nos estaba robando, ya que cobraba un precio superior a lo estipulado en el contrato, por lo cual Enap la demanda en una primera instancia a pagar 70 millones de dólares[…] Linde llama a un arbitraje y este arroja que la empresa debe pagar 16 millones de dólares a Enap”, denunció el trabajador petrolero, calificando de incomprensible el cómo después de este proceso pueden vender propiedades del Estado a una “empresa privada que nos estaba estafando” señaló.

La planta de hidrógeno que Linde tiene en la refinería de Aconcagua expira su contrato el año 2021, el cual no tiene clausulas de salida, lo que “imposibilita a Enap, a que si es que no tiene negocios con esta empresa de que se le garantice la venta del suministro desde el año 2021 en adelante”, argumenta Montes aduciendo chantaje desde el privado.

“Hubo una negligencia a nivel ejecutivo que no previó que el Linde debía irse de Aconcagua dejando al suministro de hidrógeno sin riesgo, poniendo en peligro la producción de gasolina para la zona central del país, especialmente a la Región Metropolitana” señaló el dirigente.

Finalmente, el Iván apuntó a que parte de este negocio también es para lavar la imagen de la administración saliente, ya que “con la entrada de los 40 millones a la caja Enap podría mostrar mejores resultados al final del periodo de cambio de gobierno, que es el final de la gestión de Marcelo Tokman”.

“A través de la historia del movimiento sindical petrolero, ayer, hoy y mañana, vamos a seguir defendiendo la propiedad de esta empresa pública. Se nos ha hecho un cuestionamiento abierto como trabajadores, operadores y mantenedores de esta refinería, […] argumentando de que Linde es el experto, que va a generar estabilidad, viabilidad y excelencia en la operación de esta unidad, cuando llevamos operando 13 años sin inconvenientes los alrededor de 80 trabajadores que en Hualpén trabajamos” concluyó.

 

 

*Fotografía extraida de Enap.

Estas leyendo

Trabajadores de Enap se oponen a operación de venta de planta de hidrógeno en el Biobío