Tras 8 años vecinos de Concepción ganan demanda contra la Inmobiliaria CISS

Tras 8 años vecinos de Concepción ganan demanda contra la Inmobiliaria CISS

Por Flavio Araneda Hidalgo / resumen.cl

 

  • Entre 2017 y 2018 el Servicio Nacional del Consumidor recibió más de 7mil reclamos contra distintas inmobiliarias, gran parte post entrega de viviendas.

 

El 29 de octubre la Corte Suprema falló a favor en la demanda de 11 vecinos de las Lomas de San Sebastián contra la inmobiliaria CISS, lo que se traduce en un pago de más de 47 millones de pesos. Esto a raíz de que se utilizaron materiales distintos a los estipulados en la oferta para la construcción de las viviendas. Como consecuencia de esa acción se generaron filtraciones de olores, de agua, puertas que no cerraban y hasta caída de tejas.

El proceso comenzó en 2009, cuando los vecinos de la Plaza Bélgica se acercaron a la Dirección de Obras de la municipalidad de Concepción para que fiscalizara las irregularidades en las viviendas. La autoridad municipal observó que sí había diferencias en los materiales constructivos utilizados en techos, escaleras, tabiquerías, muros divisorios, como también en la instalación completa del revestimiento de los baños.

Fue en ese momento en que los vecinos de las Lomas San Sebastián comenzaron las acciones legales contra la empresa constructora CISS. Este proceso tardó siete años en solucionarse, llegando hasta la Corte Suprema para esclarecer los hechos.

Entre 2017 y 2018 el Servicio Nacional del Consumidor recibió más de 7mil reclamos contra distintas inmobiliarias. Esta cifra se suma a los 34mil reclamos hechos al Sernac desde el 2010 a 2016. Un 66% de los reclamos fueron después de que las viviendas fueron entregadas a los consumidores.

El abogado Leonardo Mello, que representó al grupo de vecinos, explicó a Resumen como sucedieron los hechos. “La razón de la demanda fue que los vecinos encontraron ciertas deficiencias en las casas apenas la comenzaron a ocupar. Cada vecino pensó que eran problemas aislados. Sin embargo, luego de comentarlo entre los demás vecinos del condominio se dieron cuenta de las similitudes. Las puertas de la pieza matrimonial en nueve casas no cerraban. La situación agravó con la caída de una teja de 5 kilos que impactó y abollo un vehículo, si esa teja impacta en una persona la puede matar o dejar gravemente lesionada”.

Tras la caída de tejas de las viviendas los vecinos se organizaron para saber lo que se autorizó a construir y lo que estaba construido. “Descubrimos una serie de anomalías posterior a la entrega de las casas. La cobertura del techo no era la que correspondía, instalaron tejas que pesaban 5 kilos y por eso se empezaron a soltar y a caer. Entre los vecinos lo solucionamos con un técnico que pegó teja a teja sin obtener alguna respuesta de la empresa. Sin embargo, los espacios perimetrales eran muy reducidos, no podíamos entrar sofás y muebles. La cama matrimonial la tuvimos que ingresar por el segundo piso y recortar 10 centímetros para lograr cerrar la puerta de la pieza. Otro detalle importante fue que la escalera es de madera, pero en la tipificación de venta establecía que la escalera tenía que ser de concreto u hormigón, es por ello la filtración de olores desde la cocina” relató el vecino de las Lomas San Sebastián, Carlos Fierro.

En época de invierno aparecieron las filtraciones de aguas-lluvias. Si bien la Corte Suprema falló a favor de los vecinos, existieron instancias legales anteriores en que la justicia determinó rechazar la demanda moral que efectuaron los afectados. “Como vecinos nos resignamos tras todos los años en que se demoró la demanda. La empresa apeló en todas las instancias, todo su aparataje jurídico intentó dar vuelta nuestra historia. Tuvieron la desfachatez de afirmar que se nos había informado de los cambios de materiales e intentaron comprobar con un papel impreso que no tenía ninguna firma de respaldo de algún vecino” explicó Carlos Fierro.

Richard Torres, vecino del mismo condominio afectado de la Plaza Bélgica en las Lomas San Sebastián, criticó la fiscalización de la municipalidad a las obras. “Existe una brecha que resolver, con la recepción de obras por parte de la municipalidad. No existe una buena fiscalización. Y es más, queda en manos del cliente cualquier acción posterior a la entrega de la vivienda. Entonces es luchar contra un gigante, a eso le sumas todos los años que puede durar una demanda, y estás gastando dinero en reparaciones. Entendemos que otros vecinos no llegaran a estas instancias, porque la justicia dilata en extremo estos procesos”.

El abogado Leonardo Mello agregó que si bien en esta oportunidad fueron 11 los vecinos que lograron esta victoria jurídica hay otros que decidieron no emprender un camino legal e indemnizatorio por lo prolongado del proceso de la justicia civil.

Hasta la fecha se espera el pronunciamiento de la empresa para que se cumpla lo establecido para que los vecinos puedan recibir el dinero que han gastado en reparaciones durante todos estos años. El abogado aseguró que en esta oportunidad la Corte Suprema dejó en libertad de decisión a los afectados para que ellos vean dónde efectuarán el recambio y reconstrucción de sus viviendas ya que no hay confianza con la constructora.

Los vecinos aseguraron que buscarán por sus propios medios las reparaciones que faltan en las viviendas.

Estas leyendo

Tras 8 años vecinos de Concepción ganan demanda contra la Inmobiliaria CISS