Un día como hoy murió Emma Goldman, una mujer sumamente peligrosa

[resumen.cl] Emma Goldman es una figura central del anarquismo y el movimiento por la emancipación de la mujer durante la primera mitad del siglo XX. Viajera, agitadora, propagandista y promotora de los métodos anticonceptivos y la igualdad de género, fue considerada por los tribunales estadounidenses como una de las mujeres más peligrosas del país. Goldman conoció de primera fuente algunos de los procesos revolucionarios más relevantes del siglo XX, como la revolución rusa y la guerra civil española, desde donde desplegó interesantes reflexiones.

Emma Goldman nació en una familia judía de origen ruso. A los 15 años tuvo una pelea con su padre por que este pretendía casarla obligada. Por esto Emma decide viajar a Estados Unidos en donde se transforma en una inmigrante y trabaja como obrera en un taller de costura. Las revueltas obreras, en especial la de Haymarket de 1886 que terminó con el ahorcamiento de 4 anarquistas la acercó al movimiento ácrata. Su relación con Alexander Berkman, un escritor anarquista preso durante 14 años por darle dos balazos a un empresario que había boicoteado huelgas de trabajadores, la acercó más al movimiento.

Emma Goldman junto con Alexander Berkman

Emma Goldman fue apresada en varias ocasiones, como en 1893 por instigar a las masas obreras a rebelarse contra la propiedad privada a través de la frase «Pedid trabajo; si no os lo dan, pedid pan, y si no os dan ni pan ni trabajo, coged el pan». O en 1901 cuando fue apresada tras ser culpada de participar en un complot para dar muerte al presidente de los Estados Unidos. En 1916 volvió a la cárcel por difundir un manifiesto por la anti-concepción sexual. En 1917 fue encarcelada nuevamente en conjunto a Alexander Berkman por realizar campañas contra el servicio militar obligatorio. Tras estar detenida fue deportada a Rusia. El presidente de la audiencia que la deportó manifestó que Emma Goldman era "una de las mujeres más peligrosas de América".

En Rusia Goldman se mostró muy entusiasmada por la revolución. Sin embargo, prontamente comenzó a tener fuertes diferencias con los bolcheviques. Según Emma, los bolcheviques cayeron en una espiral de autoritarismo, la cual finalmente desencadenó el régimen totalitario soviético que se mantuvo durante décadas. Desde su apoyo a los bolcheviques pasó hacia una crítica a su burocratismo, vanguardismo y autoritarismo, desencantándose de la revolución rusa y escribiendo varios textos al respecto. Casi dos décadas después Emma Goldman viajaría a España para participar en la guerra civil española como propagandista, escribiendo también varios textos sobre esta experiencia, así como destacando el carácter revolucionario del movimiento anarquista español que luchaba en la guerra.

Emma Goldman durante la guerra civil española

Emma Goldman también fue conocida por su férrea defensa a la necesidad de la emancipación de la mujer. En un comienzo fue calificada como antifeminista, por su desacuerdo con las feministas sufragistas de la primera ola que buscaban el acceso al voto, lo cual para el pensamiento anarquista de Goldman era una demanda reformista. Sin embargo, olas posteriores del feminismo han reivindicado la figura de Emma Goldman, especialmente durante los años 60 y 70 hasta la actualidad. También vivió polémicas con la anarquista Lucy Parsons, destacada propagandista de origen afroindígena y compañera, en el momento de su muerte, del mártir de Chicago Albert Parsons. Sus diferencias se debieron al entendimiento distinto de los conflictos de clase y género. Parsons consideró que era fácil para Goldman vivir el amor y una sexualidad "libre", ya que no tenía que preocuparse de quedar embarazada, producto de una deformación en su útero. En cambio las mujeres de la clase trabajadora no podían gozar de esta libertad por tener poca información y pocos métodos anticonceptivos disponibles.

Lucy Parsons

Emma Goldman, una de las mujeres más relevantes del anarquismo y el movimiento por la emancipación de las mujeres del siglo XX, murió finalmente un 14 de mayo de 1940 en Toronto, siendo enterrada en Chicago. En el aniversario de su muerte la recordamos por el gran legado construido durante toda una vida de militancia contra las injusticias y las desigualdades del capitalismo y el patriarcado.