Valparaíso: denuncian condiciones inhumanas de presidio de Mauricio Hernández Norambuena

Por Guillermo Correa Camiroaga / resumen.cl

La Agrupación de Amigos y Familiares de Mauricio Hernández Norambuena de la V Región, realizó este miércoles 03 de enero 2018 una acción de denuncia en las afueras del Congreso Nacional, en Valparaíso, dando a conocer a los transeúntes las condiciones inhumanas de presidio que sufre el Comandante Ramiro en las cárceles de Brasil, donde lleva más de 15 años bajo un régimen diferenciado, de total aislamiento, contraviniendo todas las normas humanitarias. Por esta razón exigen que el Gobierno realice todas las gestiones pertinentes para lograr su libertad, el regreso a Chile o el refugio de Mauricio Hernández Norambuena.

Decenas de manifestantes se congregaron en la Plazoleta de calle Victoria, jóvenes y adultos, acompañados por una banda de instrumentos de percusión, con lienzos y pancartas, gritando consignas alusivas al caso de Ramiro, tales como: "Brasil tortura, Chile Calla"; "Liberar , liberar, a Mauricio por luchar"; "Mauricio, escucha, el pueblo está en tu lucha".


Al mismo tiempo se hizo entrega de una carta al Comité de Derechos humanos y Pueblos Originarios del Parlamento, firmada por los hermanos y hermanas de Mauricio Hernández Norambuena, Cecilia, Iván, Laura y Patricio, en donde expresan:

" Junto con saludarles, familiares y amigos de Mauricio Hernández Norambuena, preso en Brasil a más de 15 años, venimos en solicitar sus buenos oficios para pedir pronunciamiento al Ministerio de Justicia y Derechos humanos a carta entregada en forma personal en La Moneda por familiares y amigos de Mauricio el 23 de octubre de 2017. Adjuntamos la carta enviada a la Presidenta de la República Michelle Bachelet además de la respuesta dónde se derivó dicha carta para su pronunciamiento, la que a la fecha no se ha recibido". La carta aparece con el timbre de recepción del Departamento de Seguridad de la Cámara de Diputados, con fecha 03 de enero 2018.

Paralelamente a la manifestación que se llevaba a cabo en la plazoleta, un grupo de compañeros y compañeras desplegaron un lienzo y lanzaron panfletos desde la terraza del recientemente inaugurado mall del Pasaje Ross, transformando dicha acción en un verdadero "bautizo rebelde" para dicho recinto.


Bien avanzada la actividad se hizo presente en las afueras del Congreso el Diputado Hugo Gutiérrez y Sara Olmos, integrante de la Agrupación de amigos, Familiares y Compañeros de Mauricio Hernández de la V Región lo interpeló expresando:

" Solicitamos a las autoridades de Chile, a las autoridades que están en el Parlamento, que se preocupen del compatriota Mauricio Hernández Norambuena, Comandante Ramiro. Lleva más de 15 años prisionero en aislamiento completo, sin derecho a escuchar música, a ver televisión, sin acceso a ningún medio de comunicación, está impedido de leer un periódico, Diputado Gutiérrez. Solamente puede ser visitado por sus familiares. Exigimos que el Estado de Chile se preocupe de la vida y de las condiciones en que está Mauricio Hernández Norambuena. El estaba cumpliendo una tare apolítica en Brasil cuando es detenido. Exigimos a las autoridades de Chile que se pronuncien por la vida y la libertad de Mauricio Hernández Norambuena. Nosotros hicimos llegar el 23 de octubre una carta a la Presidenta Bachelet, que fue derivada a la Subsecretaría del Ministerio de Relaciones Exteriores y a la Subsecretaría del Ministerio de Justicia. Pedimos rapidez, queremos a nuestro compañero vivo. No lo queremos en Brasil donde está muriendo día a día en las condiciones en que se encuentra. Por eso solicitamos preocupación a las autoridades por nuestro compatriota, amigo y familiar, Mauricio Hernández Norambuena, Comandante Ramiro."


Se ofreció enseguida la palabra al Diputado Hugo Gutiérrez, el cual, durante su intervención manifestó:

"(...)Creo que lo que ustedes están haciendo el día de hoy es una actividad necesaria, indispensable(...) Creo que hay muchos a quienes hay que persuadir y convencer de poner un poquito de esfuerzo, voluntad política, como dice un compañero, entusiasmo, generosidad, en empatizar con el dolor de un compatriota que está en una cárcel padeciendo este trato humillante. Este trato que se puede calificar de tortura, como ustedes lo hacen el día de hoy(...) Creo que enaltecer la figura de Ramiro, luchar por el retorno al país y por su libertad es parte fundamental del Movimiento de Derechos Humanos en Chile..."

En esos momentos se hace también presente en la plazoleta de calle Victoria, lugar en que se desarrolla la manifestación por la libertad del Comandante Ramiro, el Diputado Gabriel Boric, quien hace uso de la palabra y manifiesta:

"(...)Hace poco estaba leyendo la biografía de Carmen Hertz, que defendió a Vasily Carrillo y muchos otros compañeros Frentistas, en particular que participaron en el atentado al dictador y decía una cuestión que me ha dado mucha vuelta en la cabeza y que creo que es cierto. En cualquier lugar del mundo, quienes atentan contra un tirano son reconocidos como héroes por la historia, y sin embargo, en este país, la historia oficial que se ha ido construyendo al alero, tanto de los medios del poder fáctico, de todo lo que se heredó de la dictadura, pero también por la Concertación, nos han vendido la idea de que compañeros como Ramiro son "terroristas". Y eso es algo que desde diferentes espacios no podemos conceder (...) el legado del Frente y luego del Frente Autónomo, es algo que debemos defender en la historia y , por lo tanto, permítanme, humildemente, expresarles todos mis respetos. Mis respetos también a la distancia a Ramiro, a la lucha que ustedes como familia están dando por la dignidad(..). Cuenten con nosotros, no solamente para traerlo de vuelta, sino además en la lucha por la historia y por la Memoria. Porque la Memoria se construye peleando y no dejemos que la escriban otros. Los que creen que la dictadura se acabó sólo con un lápiz y un papel, le están vendiendo una gran mentira a Chile y desde acá vamos a combatir eso."

Después de cerca de una hora y media de manifestación, que tuvo un componente de acción de resistencia y rebeldía como las que se realizaban durante la dictadura, con el despliegue del lienzo y los panfletos lanzados al viento como alas de libertad para el Comandante Ramiro, se dio por finalizado esta actividad en las afueras del Congreso Nacional.