En Arauco

Vuelven los incendios del negocio forestal. Ahora afectan a Arauco

El incendio que se inició en la mañana de este sábado en la comuna de Arauco ya ha arrasado con unas 3.500 hectáreas de plantaciones forestales, según han declarado diferentes medios. A su paso, las llamas han calcinado 4 casas y obligado a la evacuación de los vecinos de las caletas Llico, Rumena y Punta Lavapié, dónde el fuego cercó el acceso terrestre, obligándolos a salir por el mar. 

Han retornado a la palestra las denuncias hechas al comienzo del año 2012 con motivo del incendio que afectó a Quillón, Florida, Ránquil y Quirihue. 

No sólo escacez hídrica han provocado los monocultivos de pinos y eucaliptos, sino que han aumentado los riesgos de incendios en las zonas dónde se emplazan. La primera razón es el alto consumo de agua de estos árboles plantados a corta distancia entre sí. Son unos 1600 árboles que se plantan por hectárea, a la misma vez, iniciándose una temporada de exigencia de nutrientes y agua para el terreno. Estos terrenos, al perder gran cantidad de agua, pierden un regulador de temperatura, propiciando la propagación de incendios. 

Este factor se suma a las nulas medidas de resguardo que debería regir cualquier plantación forestal. Los cortafuegos que presentan paises como Canadá son de 1.6 kilómetros de ancho, pero en las plantaciones de nuestros territorios, éstos no son más anchos que lo suficiente para el tránsito de camiones que sacarán la madera. 

También aumenta el riesgo la resina exudada por el pino radiata, contenedora de trementina. En una ficha de sustancias químicas de la UdeC, se consigna que la trementina se simboliza con una llama negra o blanca y con una leyenda que dice: “LÍQUIDO INFLAMABLE”. Los pinos que son expuestos al calor del verano o de un incendio cercano, son susceptibles a quemarse y propagarlo. 

Paradójicamente, en caleta Llico, algunos vecinos damnificados por el maremoto habían recibido viviendas al pie de un cerro. Lejos del mar, las autoridades anunciaron que estaban seguros, pero el riesgo que ahora les angustia es precisamente esta ubicación, pues el cerro está cubierto de platanciones forestales. En nuestra región, cientos de barrios y miles de viviendas colindan con estos monocultivos sin que haya ningún control sobre ello. 

Si bien, parte considerable del incendio afecta a predios de la empresa Bosques Arauco, también se han calcinado las plantaciones de pequeños propietarios, quienes acogiéndose al Decreto 701 recibieron financiamiento estatal para plantar y manejar sus monocultivos de pinos o eucaliptos. La estrategia empresarial ha sido desconcentrar la producción maderera, promoviendo que los pequeños propietarios planten y también asuman el costo que implica estos fenómenos. Con este propósito, el Decreto 701 se modificó en 1998, fortaleciendo la bonificación a los pequeños propietarios. Actualmente, el proyecto de ley que lo extiende y que se discute en el Senado profundiza esta orientación.

Fotos de Llico.  Alex Vielma @vielmarivas

{youtube width=”700″}X0qIfit2WTg{/youtube}

¿Por qué son tan importantes los bosques y su recuperación?

Proyecto de ley que extiende el Decreto 701 amenaza con más “bosques que matan”

VIDEO: Los incendios del negocio forestal

Los incendios del negocio forestal

VIDEO: Cuando los árboles matan

Etiquetas: 
Estas leyendo

Vuelven los incendios del negocio forestal. Ahora afectan a Arauco