IMG_7480
Inicio » Medio Ambiente

SEA resuelve no ingresar a evaluación ambiental la modificación del proyecto Hidroñuble

19 octubre 2016

[resumen.cl] El Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de la Región del Bio-Bio declaró en un documento que “el proyecto Modificaciones al proyecto Central Ñuble de Pasada no requeriría ingresar al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental de forma obligatoria”. Los manifestantes exigen un nuevo Estudio de Impacto Ambiental para las modificaciones en la ingeniería del proyecto Hidroñuble, el que ya había sido cuestionado en reiteradas oportunidades por la comunidad de San Fabián, que denunció múltiples irregularidades y actividades ilegales, además de los impactos sociales y ambientales que de por si generará la puesta en marcha de la central hidroeléctrica en el río Ñuble. 

A través de un documento, el Servicio de Evaluación Ambiental de la Región del Bio-Bio indicó que las modificaciones que la empresa Eléctrica La Puntilla pretende realizar en su proyecto “Central Ñuble de Pasada” cuya construcción actualmente se encuentra suspendida en la comuna de San Fabián, “no requeriría ingresar al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental de forma obligatoria”, explicando que todas las actividades que declaró la empresa para la modificación de su proyecto, ya habrían sido evaluadas en el proyecto inicial y estarían contenidas en su Resolución de Calificación Ambiental (RCA).

Ante esto, opositores al proyecto en la comuna de San Fabián declararon que “Una vez más, estamos ante el descaro de la institucionalidad pública y política de este país que, para apoyar a las empresas privadas dejan en situación de vulnerabilidad a la gente obviando el principio de las leyes ambientales, jugando sucio, desconociendo la responsabilidad que como organismos públicos deben realizar”.

Los principales cambios requeridos para la construcción de la central hidroeléctrica son: un incremento en el área de intervención del canal de aducción, aumento en la tala de bosque nativo desde 54 a 130 hectáreas aprox., intervención en terrenos de 14 vecinos del sector, aumento en la cantidad de tierra y material removido en forma de acopios, entre otras modificaciones.

El proyecto “Central Ñuble de Pasada” de Eléctrica La Puntilla S.A.

La central “Hidroñuble”, ingresada el Servicio de Evaluación Ambiental como “Central Ñuble de Pasada”, declaró una inversión de 140 millones de dólares, una potencia instalada de 136 MW y pretende aprovechar el potencial hidroeléctrico del río entre el sector comprendido entre su confluencia con el estero Damas y un punto ubicado unos 3 km aguas arriba del pueblo de San Fabián de Alico. El proyecto considera en la zona de captación de agua, una barrera para elevar la cota del río, generando un embalse de aproximadamente 30 hectáreas. Además, se considera el desvío de aproximadamente 90% del cauce durante 20 kilómetros del río mediante un canal de aducción en la ladera norte del valle.

La dueña actual del 100% de las acciones del proyecto es Hidroeléctrica Ñuble SpA, filial de La empresa Eléctrica Puntilla S.A. de la Asociación de Canalistas del Maipo.

Las obras civiles de la central hidroeléctrica Ñuble son llevadas a cabo por la empresa Vial y Vives – DSD S.A. El equipamiento y montaje se encuentra a cargo del grupo Andritz (consorcio compuesto por Andritz  Hydro GmbH; Andritz Hydro S.r.l. unipersonale y Andritz Chile Ltda.). Las obras comenzaron en octubre de 2014 y en el proceso de construcción de la central, los vecinos de San Fabián han denunciado una serie de irregularidades, tales como: caducidad de la resolución de calificación ambiental (RCA) del proyecto, acopios ilegales de material, tránsito de maquinaria por puentes no habilitados para ello y tala de bosque nativo, entre otras. Además, los vecinos han denunciado escasa transparencia por parte de la empresa en comunicar las dimensiones y características técnicas del proyecto a la comunidad, además de deficiencias en la construcción del canal que transporta el agua desviada del río entre la bocatoma y el punto de descarga.

Cabe mencionar que anteriormente, la comunidad de San Fabián denunció la caducidad de la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) del proyecto HidroÑuble, hecho que habría quedado establecido en 2012, no obstante manifestantes indicaron que “no entendemos como, nos encontramos con que el proyecto sigue, está comenzando sus obras y se está ejecutando”. La empresa se habría mantenido funcionando fuera de la ley “no solo con ese permiso, sino también con una serie de permisos que ya están caducados. Por ejemplo, cruzando por puentes y sectores que sobrepasan en varias decenas de toneladas los pesos permitidos y generando acopio de material que están sacando y que no salen en su RCA”

Frecuentemente, las empresas generadoras de electricidad han planteado las centrales hidroeléctricas de pasada como inocuas con el ambiente. No obstante, en el Río Laja, por ejemplo, la empresa GDF SUEZ (Engie) construyó una central de pasada que acabó con el turismo y los camping del sector La Aguada.

El aumento de las capacidades de la central puede implicar el aumento de los impactos ambientales del proyecto.

En agosto de 2016, Lorena Brander, gerenta de sustentabilidad y medio ambiente de la empresa Eléctrica la Puntilla señaló en una instancia de capacitación realizada por la empresa en San Fabián que: “estamos presentando una solicitud de pertinencia a la autoridad para poder llevar adelante cambios puntuales en la ingeniería del proyecto y estamos a la espera de la aprobación, durante este período no podremos continuar con nuestro programa constructivo, hemos tenido que ralentizarlo, algo que de verdad, no nos gusta” señaló. Posteriormente, el Intendente de la Región del Bio-Bio, Rodrigo Díaz Worner, declaró a los asistentes: “Vamos a sacar las normas que corresponden, estoy personalmente preocupado y ocupado de esa situación, y créanme que muy pronto van a tener noticias, yo se que tuvieron que hacer un cambio ahora, me notificaron por detalle de unas palabras, mañana me entrevisto con el director nacional de la CONAF para ver este tema en particular”.

En septiembre de 2016, manifestantes del Movimiento de defensa del río Ñuble exigieron en Concepción, la realización de un nuevo Estudio de Impacto Ambiental para autorizar las nuevas obras que la empresa busca ejecutar en torno al río.

Los principales impactos ambientales de la generación hidroeléctrica y sus obras asociadas incluyen: inundación de tierras, migración forzada, pérdida de conectividad en el río, cambio en las características físicas del río, descomposición de materia orgánica en sitios inundados, contaminación del agua, fragmentación del hábitat, pérdida de biodiversidad y facilitación en la introducción de especies exóticas y potencialmente invasoras, entre otros.

Relacionados