54grados2
Inicio » Medio Ambiente

NASA: La tierra se está calentando a un ritmo sin precedentes en 1.000 años

30 agosto 2016

Publicado en The Guardian. Traducido por resumen.cl 

Imagen: Las temperaturas simuladas por el modelo GFS en el Medio Oriente alcanzaron los 54°C (WeatherBell.com)

Los registros de temperatura anteriores al año 1800 señalan que el calentamiento de las últimas décadas no está en sintonía con ningún período durante el último milenio.

El planeta se está calentando a un ritmo no experimentado durante los últimos 1000 años, al menos, haciendo que sea “muy improbable” que el mundo vaya a permanecer dentro del crucial límite de temperatura acordado por las naciones el año pasado, según los científicos climáticos de la NASA.

Este año ya ha visto un feroz aumento de las temperaturas en el planeta, con el promedio de temperatura mundial llegando hasta 1,38°C por sobre los niveles experimentados en el siglo XIX, peligrosamente cerca del límite de 1,5°C acordado en el histórico acuerdo climático de París. Julio fue el mes más caluroso desde que se iniciaron los registros en 1880, con todos los meses desde octubre de 2015 estableciendo un nuevo récord de temperatura.

Pero la NASA señala que los registros de temperatura llegan más lejos hacia el pasado, a través del análisis de muestras de hielo y sedimentos, indicando que el calentamiento de las últimas décadas no está en sintonía con ningún período durante el milenio pasado.

720.png

Reconstrucción estimada de las temperaturas del último milenio. La línea azul corresponde al registro instrumental de la era moderna. Fuente: Nasa Earth Observatory

“En los últimos 30 años realmente nos hemos movido hacia territorio excepcional”, dijo Gavin Schmidt, director del Instituto Goddard de la NASA para Estudios Espaciales. “No tiene precedentes en 1.000 años. No hay un período que haya visto la tendencia del siglo XX en términos de la inclinación (de la temperatura)”.

“Mantener la temperatura por debajo de 1,5°C requiere reducciones muy rápidas y significativas en las emisiones de dióxido de carbono, o geoingeniería coordinada. Eso es muy poco probable. Ni siquiera estamos reduciendo las emisiones para evitar llegar a un incremento límite de 2°C.”

Schmidt repitió su predicción anterior de que hay un 99% de probabilidad de que el 2016 sea el año más caluroso registrado, con alrededor del 20% del calentamiento atribuido a un fuerte evento climático de El Niño. El año 205 es actualmente el año más caluroso registrado, venciendo la marca establecida el 2014.

“Es respecto a la tendencia a largo plazo de lo que nos tenemos que preocupar, aunque ahí no hay evidencia de que se vaya a revertir y un montón de razones para pensar que está aquí para quedarse”, señaló Schmidt. “No hay pausa o espacio en el aumento de temperatura. La gente que piensa que esto se acabó está viendo el mundo color de rosa. Este es un problema crónico para la sociedad para los próximos 100 años”.

La investigación reciente indica que basta con solo 5 años más de emisiones de carbono al nivel actual para virtualmente eliminar cualquier posibilidad de restringir el aumento de temperatura a 1,5°C y evitar un cambio climático fuera de control.

Las reconstrucciones de temperatura de la NASA, usando trabajo de su agencia hermana, la Administración Oceánica y Atmosférica Nacional (NOAA), establecieron que las temperaturas mundiales se elevaron normalmente entre 4-7°C en un período de 5.000 años, a medida que el planeta se alejaba de las últimas glaciaciones. El aumento de temperatura del último siglo es alrededor de 10 veces más rápido que la anterior tasa de calentamiento.

El ritmo en aumento del calentamiento significa que el mundo se calentará a una tasa “al menos” 20 veces más rápida que el promedio histórico durante los próximos 100 años, de acuerdo a la NASA. La comparación de temperaturas recientes con el paleoclima no es exacta, ya que iguala el registro moderno con aproximaciones tomadas de capas antiguas hielo glaciar, sedimentos oceánicos y rocas.

Los científicos son capaces de estimar los niveles de gases de efecto invernadero de hace más de 800.000 años, pero la certeza respecto a la composición de climas anteriores es mayor sobre el clima de los últimos 1.000 años. Mientras que aún es difícil comparar un solo año con otro antes del siglo XIX, una reconstrucción de la NASA muestra que el ritmo del incremento de temperatura durante las últimas décadas supera todo lo que haya ocurrido desde el año 500.

El persistente dióxido de carbono ya emitido desde la generación energética, el transporte y la agricultura probablemente va a contribuir al aumento de casi un metro en el nivel del mar para fines de este siglo, y potencialmente para un aumento en 20 metros en los próximos siglos. Las temperaturas en aumento encogerán las capas de hielo polar y harán que grandes áreas del Medio Oriente y África no sean aptas para vivir, acelerando lo que se conoce como la “sexta extinción masiva” de especies animales.

Relacionados