NoMasAFP10DIC
Inicio » Educación

#NoMásAFP: Estudiantes Universitarios de Concepción se adhieren al paro de 4 de noviembre

28 octubre 2016

Por Nicole Villanueva / resumen.cl

Hasta ahora 11 carreras de la Universidad de Concepción junto a 3 de la Universidad del Biobío han decidido paralizar el 04 de noviembre en apoyo al movimiento NO + AFP, por un nuevo sistema previsional para Chile.

Derecho, Psicología, Pedagogía en Historia, Licenciatura en Historia, Geografía, Obstetricia y Puericultura, Bachillerato en Humanidades, Ingeniería Civil Biomédica, Ingeniería Civil Electrónica, Ingeniería Civil Eléctrica e Ingeniería Civil en Telecomunicaciones son las carreras de la UDEC que se han sumado hasta el momento, en tanto en la UBB Trabajo Social, Ingeniería Civil Informática e Ingeniería Civil en Construcción.

Los estudiantes de Concepción han decidido sumarse al paro nacional productivo convocado por la Coordinadora No+AFP y gremios como la CONFUSAM y la ANEF en pro de la eliminación del actual sistema previsional de AFP, exigiendo junto a los trabajadores un cambio estructural en este sistema de pensiones que hasta ahora ha beneficiado únicamente al Oligopolio de las Administradoras de Fondos de Pensiones. Familias, trabajadores y estudiantes se están organizando e informando para exigir derechos fundamentales, pensiones dignas y justas.

El negocio de las AFP hace algunos años ha sido profundamente cuestionado. Según el sitio oficial del movimiento en contra de las AFP Nomásafp, la mayor crítica que se le realiza es al 10% de los salarios de trabajadores que va dirigido al fondo de pensiones, estos montos, a lo largo de los años han tenido una rentabilidad casi nula. Incluso en aquellos trabajadores, principalmente fiscales, con remuneraciones medianamente altas se han visto empobrecidos finalizando sus años de servicio.

Este sistema, impuesto por José Piñera y avalado por la Dictadura y su terror, planteaba que el trabajador que cotizase recibiría un 70% de su último sueldo cuando fuera jubilado, esto significa que de un sueldo de $500.000 el trabajador jubilado recibiría un total de $350.000. Sin embargo, hoy en día las reales cifras son completamente por debajo de este supuesto funcionamiento. El 80% de los trabajadores entre 55 y 65 años recibe una pensión inferior a $150.000.

Entonces se preguntarán, ¿cuál es el verdadero negocio de las AFP? El trabajador entrega el 10% a las AFP como ahorro para futuro, estas lo invierten en empresas nacionales y transnacionales para “maximizar los recursos”, de este modo, supuestamente, al jubilarse cada persona recibiría más de lo entregado. Sin embargo, estos ahorros ingresados sí aumentan, pero dichas ganancias no son entregadas a los trabajadores, ya que el 30% de estas son cobradas por las Administradoras de pensiones en cobro por servicio, un servicio completamente mal entregado y paupérrimo, llegando al bolsillo de los y las trabajadoras solo un 5%.

Según el informe de pensiones de la comisión presidencial la media del valor de pensiones de vejez entre 2007 y 2014 sumado al Aporte Previsional Solidario (APS) es de $82.650, sin éste se mantiene en $37.667 aproximado. Para aquellos trabajadores que tienen 35 meses o menos (3 años de servicio) el monto mediano de pensión corresponde a $1.534 para mujeres y $2.522 para hombres. Una brecha evidente entre hombres y mujeres es que el 50% de las mujeres obtiene pensiones igual o inferior a $42.561 más APS mientras que el 50% de hombres recibe $112.333, evidenciando que el negocio de las AFP no corresponde únicamente a un conflicto social, sino que también de género. En tanto, quienes tengan más de 286 meses de trabajo (23 años) sus pensiones oscilan cercanas a los $220.000, realidad que no corresponde en un 100% a la situación país, donde un gran porcentaje de trabajadores no cotiza habitualmente, no trabaja establemente más de 20 años o muchos de ellos sin contrato.

Por tanto, las AFP han realizado el negocio perfecto a costa del dinero y esfuerzo de millones de familias chilenas, invirtiendo sus ahorros en grandes empresas como CENCOSUD, COLBÚN, SANTANDER, BANCO ESTADO, entre otros. Para luego estas mismas vender sus productos a alto costo y otorgando créditos hasta con un 30% de interés a los mismos trabajadores. Un negocio redondo, pero por sobre todo la estafa más grande, amparada bajo el Decreto de Ley 3.500 promulgado en Dictadura.

No más AFP es la consigna que se levanta el próximo 4 de noviembre, donde se convoca a todos a las calles para luchar por un nuevo sistema previsional para Chile, un Sistema de protección social de Reparto, justo, solidario y tripartito. Donde junto a los empleadores y el estado, los trabajadores aporten a su jubilación. Una jubilación que exigen sea digna. No más madres, padres, abuelos y abuelas recibiendo $100.000, ni $200.000, ni menos $3.000, reflejo de la desigualdad y miseria que el sistema de este país somete a su propia gente. Estas demandas van también de la mano con una mejora en las condiciones laborales, un aumento de los sueldos, aumento de oportunidades laborales, no más empleadores que no paguen las cotizaciones correspondientes y no más trabajadores sin contrato.

En los próximos días, las diferentes carreras de la Universidad de Concepción, Universidad del Biobío, entre otras, que no han decidido su postura, someterán a votación la adhesión al paro nacional, para exigir en conjunto un Sistema de Pensiones justo y administrado por el Estado.

Relacionados