Coronel envenenado por metales pesados: estudio avala a trabajadores que denuncian a termoeléctrica Bocamina

Coronel envenenado por metales pesados: estudio avala a trabajadores que denuncian a termoeléctrica Bocamina

[resumen.cl] Altas concentraciones de plomo, arsénico, mercurio y manganeso, entre otros, en las muestras sacadas del asbesto de la central Bocamina 1 encontró el estudio pedido por los Trabajadores Unidos contra el Asbesto al Centro Nacional de Medio Ambiente de la Universidad de Chile. El hallazgo respalda la denuncia de los trabajadores que han señalado que además, el asbesto se diseminó por la comuna y fue a dar al vertedero de Copiulemu cuando se retiró de manera irregular de la central.


Entre agosto del año 2014 y junio del 2015 se realizó en Bocamina 1 el retiro del asbesto que tenía Endesa en el lugar, desde los años 70. De manera francamente irregular y criminal, se procedió al retiro del tóxico elemento sin las medidas correspondientes, por lo que gran parte de los trabajadores que estuvieron en la remoción, hoy sufren los efectos nocivos en su salud por parte del asbesto. A esta terrible situación, que puede provocar una paulatina y dramática muerte a los trabajadores, se suma la posibilidad de que el asbesto se haya repartido por gran parte de Coronel, debido al pésimo manejo en la faena.

El mal procedimiento fue ratificado por la SEREMI de Salud de la Región del Bío Bío, que multó con 500 UTM a Endesa y Akeron Caf y con 1000 UTM a la Mutual de Seguridad en un proceso sancionatorio que determinó que hubo un mal manejo del retiro de asbesto de la Central Bocamina I.

En conversación con Resumen, Omar González, Presidente de los Trabajadores Unidos contra el asbesto (TUCA), el dirigente señaló “Nosotros mandamos a revisar el asbesto que se retiró de ENDESA que se diseminó por falta de procedimientos por la comuna y que también inhalamos todos los que trabajamos ahí”. Según indica, el estudio encontró “Plomo, plata, cobre, aluminio, arsénico. Se encontró hierro. Pero te hablo de altísimas cantidades. Para que te hagas una idea: el cuerpo acepta 1,6 miligramos y el plomo está en 54,04”. González afirma que los laboratistas que analizaron las muestras le señalaron que Coronel pasó al primer lugar en cuanto a contaminación por metales pesados. “En Arica cuando se encontró Arsénico se encontró 22 punto y tanto. Acá marcó 78 […] Bocamina nos está haciendo “pebre” a los coronelinos” indica.

Los trabajadores denuncian que no se le ha tomado el peso por parte de las autoridades de gobierno a una situación que es catastrófica. González afirma que a todos los habitantes de Coronel debieran estar haciéndoles estudios de salud y que debieran estar siendo pagados por el Estado y que el que no se hayan hecho tiene que ver con la complicidad que hay entre el gobierno y los empresarios. “Quizás a las autoridades les causa cierta distancia y los entiendo. Porque detrás de esta irregularidad hay responsabilidad de las autoridades de gobierno. Recordemos que este procedimiento de trabajo seguro lo realizó la SEREMI de Salud y ellos eran los encargados de ir a fiscalizar periódicamente las faenas y nunca fueron” Y agrega “Acá hay un delito penal, hay cárcel. Por lo tanto, si se sigue buscando a los verdaderos responsables, acá van a caer las autoridades y los empresarios […]”

Las criticas y acusaciones van contra ENDESA, las autoridades de gobierno, pero también contra la Mutual de Seguridad. González explica que le enrostró personalmente su situación a un representante de la Mutual “Lo encaré fuertemente y le dije: los empresarios lucran, este es un negocio, lucrar, ganar utilidades. Y si tu ganas más utilidades eres un buen administrador; así lo hizo ENDESA a costa de la vida de las personas. Pero se supone que la Mutual es un organismo sin fines de lucro, es un organismo que tiene que estar en pos de la vida y ellos no fueron nunca a la faena […] hoy día el Director de la Mutual se da cuenta del error gravísimo que cometieron”

Abundan las críticas también contra la ineptitud del gobierno, porque han sido los mismos trabajadores quienes han impulsado los estudios y han instaurado la preocupación por el medio ambiente y la salud de los coronelinos y de hecho -denuncian- los estudios contratados por el gobierno están pagados con más dinero del que corresponde y son sesgados, con la intención de no hallar culpabilidad en los estudios. Al respecto, González indica “Hay personas que después de esta verdad, no tienen derecho de entrar a Coronel, entre ellos, el SEREMI de Medioambiente [Richard Vargas. N. del E.]; no tiene derecho de entrar a mi pueblo”

Tras hacer públicos los resultados de los estudios, los afectados por el retiro de asbesto de la empresa energética irán al Tribunal Ambiental de Valdivia y se asesorarán por la BICRIM de la PDI. “Abrimos una caja de Pandora. Nos estamos enfrentando a asesinos, no a grandes empresarios, a asesinos […] esta no es una lucha de David contra Goliat, es una lucha de un afectado contra un asesino; esa es la verdad” señala González y afirma que el objetivo de su organización es que Bocamina deje de funcionar. “En Coronel no teníamos respuesta de porque teníamos tasas tan altas de asma bronquial en niños menores de 2 años, eso es atípico. No teníamos respuesta: ahí está la respuesta. ¿Por qué en Coronel y Lota teníamos tasas tan altas de abortos tubáricos? Ahí está la respuesta, porque el manganeso produce eso. No teníamos respuesta a porque teníamos tasas tan altas de neumonitis, de fibrosis pulmonar, no teníamos respuesta de dónde salía tanto cáncer y tanta parálisis facial: ahí está la respuesta”

Los reclamos de los TUCA en Coronel no son los únicos. Un complejo industrial contaminante se ha instalado en las últimas décadas en la ex comuna minera y empresas termoeléctricas, chipeadoras, cementeras, pesqueras vapulean en total impunidad el ambiente y la salud de los vecinos de Coronel. Sin embargo, pese a las declaraciones de buenas intenciones, la imposición de un modo de producción depredador y altamente contaminante no parece ser tema para las autoridades de gobierno, ni de este, ni de los anteriores.

Estas leyendo

Coronel envenenado por metales pesados: estudio avala a trabajadores que denuncian a termoeléctrica Bocamina