Pese a irrupción y protesta de pobladores, se remata terreno en Las Princesas, Concepción
Inicio » Vivienda

Pese a irrupción y protesta de pobladores, se remata terreno en Las Princesas, Concepción

29 Marzo 2017

[resumen.cl] Durante la mañana de este martes, comités de allegados de la toma “Una nueva esperanza” en el sector Las Princesas de Concepción, irrumpieron en el remate del terrenos junto a sus casas realizado por la empresa remates Macal, ubicada en calle Abate Molina 77, comuna de Santiago. 

Los pobladores y pobladoras irrumpieron gritando consignas, portando lienzos y bengalas, con el objetivo de detener el remate. Sin embargo, los organizadores se saltaron el terreno de Las Princesas y continuaron con otros remates. Posteriormente, el terreno fue vendido en $800.000 millones de pesos, según indicó el sitio web de remates macal

 

Los terrenos junto a la ocupación “Nueva Esperanza” están siendo rematados por el síndico de quiebra, luego de que estos pasaran un largo tiempo en trámites legales, con posterioridad a la quiebra de la Cooperativa ChillánCoop y que la deuda fuera absorbida por el Banco del Desarrollo, que también quebró y de esta forma la deuda fue traspasada a al Banco Scotiabank.

Las casas abandonadas fueron ocupadas por pobladores y pobladoras sin casa en agosto de 2014, y desde entonces se han mantenido viviendo allí y denunciando además las deficientes políticas de Estado en torno al tema de vivienda. También han denunciado en reiteradas oportunidades, el avance del negocio inmobiliario en Concepción, que arroja la población más pobre a la periferia de la ciudad, y determina los usos de suelo en función del capital, por sobre las necesidades de la población y la conservación ecosistémica.

 

Vea también: [ESPECIAL GRÁFICO] La historia de la ocupación de viviendas “Una Nueva Esperanza” en Concepción

 

Los pobladores indican que si bien los terrenos rematados no corresponderían precisamente a las casas que mantienen ocupadas, esto de todas maneras constituye un cercamiento progresivo de la población que mantienen tomada, perdiendo zonas donde se podrían construir viviendas sociales para más familias sin casa, y donde actualmente hay plazas con juegos para niños y una cancha de fútbol, construidas por los propios pobladores y pobladoras.

 

Relacionados