Advertisement

Canciller de Austria renuncia a su cargo en medio de acusación de corrupción

[resumen.cl] Tres días antes de enfrentar una acusación en el parlamento, el canciller de Austria, Sebastian Kurz, renunció a su cargo al mando del gobierno del país europeo. El político de derecha se encuentra envuelto en episodios de corrupción, por lo que se abrió una investigación en su contra por parte de la fiscalía el pasado miércoles.

«Lo que necesitamos ahora son condiciones estables», explicó Kurz en una rueda de prensa en Viena. «Entonces, para resolver el estancamiento, quiero dejar paso para evitar el caos y garantizar la estabilidad».

Con estas palabras el canciller austríaco anunció así ayer sábado su dimisión del cargo luego que se diera a conocer una anuncio de investigación  por parte de fiscales ante episodios de corrupción de los que podría ser parte.

También puedes leer: Precios del gas y electricidad rompen récords en Europa

Desde la oposición, ya se había convocado a una moción de censura en el parlamento para destituirlo, la que debía ser votada este martes, sin embargo, Kurz decidió adelantarse.

Tanto el jefe de gobierno como nueve de sus colaboradores están acusados de malversación y desfalco de dinero público para encargar y publicar en 2016 encuestas manipuladas para dejar en mal parado al entonces líder conservador, Reinhold Mitterlehner.

Gracias a esta campaña, organizada en coordinación con un diario sensacionalista de extrema derecha, el entonces ministro de Relaciones Exteriores conservador logró hacerse con las riendas del partido en 2017, rompió el gobierno de coalición con el SP- socialdemócrata y ganó con gran ventaja las elecciones de ese año, formando alianza de gobierno entonces con la extrema derecha representada en el Partido de la Libertad.

La crisis de gobierno que abrió esta denuncia durante la semana hizo que el político de 35 años decidiera dejar su cargo y dejar como sucesor en su puesto a su ministro de Relaciones Exteriores, Alexander Schallenberg. Sin embargo, Kurz no abandorá la política, pues se convertirá en el jefe del grupo parlamentario del Partido Popular Austríaco (-VP), de corte derechista.

Si bien este grupo conservador se había cuadrado detrás el ahora excanciller, su socio menor de la coalición, los Verdes, señaló este viernes el viernes que Sebastian Kurz no podía permanecer como en el cargo y exigió que su partido nominara a una «persona intachable» para reemplazarlo.

El nuevo jefe del gobierno deberá intentar mantener la coalición con Los Verdes para evitar evitar que se forme una alianza en contra del -VP.

Finalmente, frente a la investigación de la justicia por la unidad anticorrupción de la Fiscalía austríaca, Kurz insistió en que tratarían de acusaciones falsas.

Estas leyendo

Canciller de Austria renuncia a su cargo en medio de acusación de corrupción