Desde Calama a Chiloé se movilizaron contra la privatización del Agua

Desde Calama a Chiloé se movilizaron contra la privatización del Agua

[resumen.cl] En 18 ciudades distintas se realizaron actividades en el marco de la denominada «semana de movilización por el agua y los territorios» realizada entre el 22 y 27 de abril de 2019. Las diversas actividades se generaron en el marco de la progresiva crisis hídrica que se vive en el país, la privatización del agua y servicios sanitarios, así como la vigencia del código de aguas que favorece al sector privado y que fue instalado en plena dictadura cívico-militar. Las manifestaciones fueron convocadas por  el llamado «Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT)». 

La llamada «Marcha Plurinacional por el Agua y los Territorios», hace años se viene realizando en diversas ciudades como Temuco y Concepción. Durante este 2019 las organizaciones tras la marcha apostaron a descentralizar su convocatoria generando diversas acciones en lugares como Calama, Rancagua, Los Ángeles, Los Lagos, Petorca, Osorno, Copiapó, Calama, Panguipulli, San Felipe, Calbuco y Castro, entre otras ciudades. La movilización generada en territorios que van desde Calama a Chiloé, demuestra la amplitud de la problemática de acceso al agua, la magnitud de la escasez hídrica y los conflictos derivados de la privatización del agua.

Diversas empresas mantienen en la actualidad conflictos con comunidades en relación al acceso al agua. Las actividades extractivistas ligadas al negocio minero, forestal, agroindustrial, salmonero y energético necesitan grandes cantidades de agua para funcionar, lo cual suele acarrear tanto la escasez del recurso, como la contaminación de ríos, valles y napas subterráneas. A esto se suman otros problemas como la explotación de los mares por la industria pesquera, y las arremetidas empresariales para la privatización del borde costero de muchas ciudades del país.

También puedes ver: Marcha plurinacional Por el Agua y los Territorios se realiza en Concepción dando inicio a semana de movilizaciones

Las características de extracción acelerada de recursos naturales de la economía neoliberal chilena, agrupadas bajo el concepto de «extractivismo» han generado impactos socioambientales en diversas zonas geográficas, aumentando la degradación ambiental progresiva de los ecosistemas a nivel planetario, lo cual se espera se agudice severamente en las próximas décadas si es que no se toman medidas urgentes.

Durante la semana de movilizaciones, manifestantes realizaron el pasado lunes 22 de abril una acción en Santiago, en donde se entregó una propuesta para «el reconocimiento de los derechos de la madre tierra», y se asistió a la reunión de la comisión de Agricultura del Senado para criticar la reforma al Código de Aguas, además de protestar en contra la aprobación del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica o TPP-11.

Posteriormente, el miércoles 24 de abril, manifestantes se movilizaron en las ciudades de Concepción y San Pedro de Atacama contra la escasez hídrica apuntando a la responsabilidad de la industria forestal y minera respectivamente. El fin de semana del 25 y 26 de abril fue el turno de movilizaciones en ciudades como Valparaíso, San Felipe, Rancagua, Los Ángeles, La Ligua, Calama, Copiapó, Santiago, Las Cabras, Temuco, Panguipulli, Los Lagos, Osorno y Calbuco, entre otras. También en la isla de Chiloé se conformó una «mesa por el agua» para defender el acceso y distribución universal de este vital elemento y bien común.

También puedes ver: En Valparaíso marchan por la recuperación del agua y el fin de la contaminación

Tras la semana de movilizaciones la organización convocante del evento el Movimiento por el Agua y los Territorios (MAT) hizo público en un comunicado que las manifestaciones se realizaron “dando como resultado alrededor de 10 mil personas exigiendo el fin de este modelo de saqueo territorial. Por ello, la demanda principal fue el reconocimiento del agua como derecho humano y como base de la vida y del buen vivir, para la preservación de los ecosistemas, reivindicando a su vez los saberes de los pueblos originarios en la mantención y cuidado de la naturaleza, como el principio del pueblo mapuche del itrofill mongen (biodiversidad). Nuestra lucha continúa, se nos vienen grandes desafíos e instancias de movilización, contra el TPP, la realización del APEC y la COP25, donde estaremos construyendo y visibilizando alternativas desde lo plurinacional, además de la organización de festivales y cabildos por el agua en este segundo semestre”.

Se esperan nuevas articulaciones y movilizaciones por las cumbres de la APEC y COP25, que vienen a configurar el panorama local y global en relación a la economía capitalista, intensamente explotadora de los ecosistemas y bienes comunes como el agua, un elemento vital para la vida de todos los seres vivos del planeta.

Imagen Principal: Marcha en la ciudad de Temuco, sábado 25 de abril de 2019

Estas leyendo

Desde Calama a Chiloé se movilizaron contra la privatización del Agua