Advertisement

Estado peruano aún no entrega cadáver de Abimael Guzmán a su familia

[resumen.cl] La viuda de Abimael Guzmán, la profesora Elena Iparaguirre, presa a cadena perpetua por condena de un tribunal secreto con jueces encapuchados, ha sido sometida a penas de aislamiento por manifestar el dolor ante la pérdida de su marido y exigir que le entreguen el cadáver, en la cárcel de máxima seguridad donde se encuentra.

Hasta hoy se debate en Perú qué hacer con el cadáver de Abimael Guzmán, líder del Partido Comunista del Perú – Sendero Luminoso. Guzmán fue capturado el año 1992, luego de una cruenta guerra interna en el país que dejó miles de muertes.

Como en toda guerra, los vencedores tratan de borrar de la historia a los vencidos, y la cuestión es tan cruda, que hoy muchos en el Perú buscan desaparecer el cadáver del antiguo líder de la guerrilla maoísta. Su viuda reclama la entrega del cuerpo, cuestión que aún no se materializa, por el contrario, ha sido víctima de medidas represivas, como el aislamiento, por proponer algo que en cualquier sociedad normal no debería pedirse.

También puedes leer: Censura del quechua en el Congreso abre un intenso debate sobre racismo en Perú

La familia indicó en un comunicado a la prensa que «según el Código penal en su artículo 85, el Estado ya perdió jurisdicción penal y/o potestad sobre una persona que ya cumplió por prescripción su condena al haber fallecido. Y lo único que queda desde el principio de la dignidad de la persona humana, artículo primero de la Constitución del Estado, es entregarlo a sus familiares. Ello también en concordancia con el artículo 10 del Código civil sobre disposición de cadáveres que establece ‘... No procede la disposición (Fiscal) si existe oposición de éstos (los familiares), manifestada dentro del plazo, circunstancias y responsabilidades que fija la ley de la materia’.»

Por su parte, los tribunales han anunciado que cualquier manifestación por la muerte de Abimael Guzmán será considerada apología del terrorismo, la que conlleva elevadísimas penas en Perú.

Recordemos que tanto Guzmán como su compañera Elena Iparaguirre, fueron condenados por tribunales secretos y jueces encapuchados. Los abogados que lo defendieron fueron perseguidos y encarcelados, mientras que al capturarlo, Guzmán fue exhibido como un animal en una jaula por sus captores en la Base Naval de Callao.

El proyecto político y militar de Sendero Luminoso es a todas luces cuestionable y criticable, pero estas muestras del Estado peruano, de pretender desaparecer un cadáver, no dejan de llamar la atención.

El trato bestial dado a prisioneros políticos como la chilena Sybila Arredondo, viuda del escritor peruano José María Arguedas, ahijada de Gabriela Mistral, que tan bien graficó su madre, la escritora chilena Matilde Ladrón de Guevara en su libro "Sybila en Canto Grande", se tradujo en 14 años de prisión por sospechas de colaboración con Sendero Luminoso, o los más de 20 años de prisión de los chilenos condenados por "traición a la patria" como Jaime Castillo Petrucci, como guerrillero del MRTA, que pasó 20 años en verdaderas catacumbas en cárcel de alta seguridad de Yanamayo, en el departamento de Puno a más de 3.800 metros de altura.

Estas leyendo

Estado peruano aún no entrega cadáver de Abimael Guzmán a su familia