Advertisement

Forestal Arauco y CMPC aumentan la expansión de su negocio de monocultivos en Brasil

Las dos empresas que lideran el negocio de los monocutivos forestales en Chile están aumentando la expansión de su negocio en Brasil. Comprando miles de hectáreas y aumentando la capacidad de plantas de empaque y de celulosa. Forestal Arauco aunció la construcción de una nueva planta de celulosa en Mato Grosso do Sul. Sin embargo, el gerente Charles Kimber indicó que no se trata de una huida de Chile sino que buscan beneficios tributarios y exenciones. Además de la cosecha más rápida en zonas tropicales.

Por: Vicente Lagos Isla

 

Empresas Arauco anunció la construcción de una planta de producción de pulpa de celulosa y papel en el Estado de Mato Grosso do Sur, con una inversión de 3.000 millones de dólares. El proyecto se encontraría operativo en 2028 y permitiría un aumento desde lasn 3,6 millones de toneladas anuales de celulosa, hasta 7,7 millones.

Cabe señalar que la inversión anunciada en el proyecto MAPA es de 2.000 millones de dólares.

 

Planta de Celulosa Horcones en el Golfo de Arauco

 

 

"Chile sigue siendo nuestro principal mercado, pero por el desarrollo de la compañía tenemos que mirar hacia adelante y ver dónde vamos a invertir los flujos, dónde hay buen crecimiento, dónde hay capacidad de industrialización. Y Brasil sin duda está arriba en la preferencia" indicó el Gerente de Personas y Sustentabilidad de Arauco, Charles Kimber a Pulso de La Tercera este domingo

El citado medio indica que CMPC ya tiene el 35% de sus inversiones en Brasil mientras que Empresas Arauco presenta un 5%. Con respecto al número de plantaciones, indicaron que CMPC tiene 139 mil hectáreas y Empresas Arauco 211.375 hectáreas.

 

También puedes ver: Cambio climático volvería económicamente inviables las plantaciones de eucaliptos en extensas regiones de América del Sur, indica estudio

El gerente explicó que los ritmos de crecimiento de los monocultivos son más rápidos para cosechar. En eucaliptos, el ciclo sería de 7 años promedio, en comparación a 12 años promedio en Chile. Indicó que los pinos se cosechan a los 15 años en Brasil, en comparación con los 24 años promedio en Chile.

Kimber señaló que su expansión a Brasil se apoya en una serie de beneficios tributarios y exenciones. Además agregó que Brasil "Es un país donde hay tierras, hay desarrollo de plantaciones, cosa que en Chile ya no se hace; en Chile no hay nuevas plantaciones, es solamente reforestación", dice Kimber. Y añade: "Se desacreditó en algún momento el sector forestal. Tenemos incendios en Chile, hay situación de violencia en una parte del sur. No están los incentivos. Y estas son inversiones de largo plazo".

Previamente, a finales de 2021 CMPC compró en 170 millones de dólares los activos de la planta de productos de empaque de Iguaçu. Previamente había adquirido la planta de celulosa de Guaíba y Melhoramentos Papeis del sector tissue.

 

También puedes ver: Cambios de uso de suelo y expansión de plantaciones forestales alteraron ciclo del nitrógeno en la Cordillera de la Costa

 

Estudios previos han constatado los impactos de la industria de plantaciones forestales o monocultivos forestales de pino y eucalipto para pulpa de celulosa o productos derivados de la madera. La reducción drástica de la biodiversidad vegetal y acuática con el desmonte y quema de bosque nativo, en conjunto con su impacto en ciclo del agua, han transformado radicalmente el paisaje, empobreciendo a las comunidades.

En Chile, procesos de cambios de uso y cobertura de suelo con reemplazo de bosque nativo por tierras agrícolas y posteriormente plantaciones forestales han ocurrido de manera acelerada durante las últimas décadas en una amplia red de cuencas hidrográficas

 

Para mitigar el cambio climático se requieren bosques naturales y no monocultivos.

 

Pese a que las empresas promocionan la captura de carbono de las plantaciones, estudios indican que la plantación de árboles a gran escala puede no traer tantos beneficios para mitigar el cambio climático, sino generar otros impactos. Pérdida de biodiversidad y reducción de bosques nativos con la expansión histórica de monocultivos forestales en Chile, además de una subestimación del carbono capturado por árboles plantados en el norte de China son las problemáticas descritas en estos estudios.

 

 

También puedes ver: No cualquier tipo de reforestación ayuda a mitigar el cambio climático: se requieren bosques naturales

 

Una nota publicada en abril de 2019 en la revista Nature señalaba que en vez de las plantaciones, la mejor manera de remover carbono de la atmósfera es restaurar los bosques naturales. Esto porque las plantaciones son mucho más pobres en almacenamiento de carbono que los bosques naturales, los cuales se desarrollan con poca o nula perturbación humana. Las cosechas regulares y la tala de plantaciones liberan el CO2 almacenado de vuelta a la atmósfera cada 10 a 20 años. En contraste, los bosques continúan almacenando el carbono por muchas décadas. Los autores concluyen que además de detener la deforestación, se deben instaurar programas de reforestación que restauren las tierras degradadas a bosques naturales, y las proteja

Estas leyendo

Forestal Arauco y CMPC aumentan la expansión de su negocio de monocultivos en Brasil