Advertisement

Gestión de residuos, desafíos pendientes

Por Johanna Castaño Agudelo*

La masificación de conceptos como economía circular, sostenibilidad y cambio climático está revolucionando los modelos clásicos de producción y consumo de productos terminados. Su relevancia a nivel mundial es tal que ha impulsado y orientado medidas regulatorias y ambientales, así como diferentes tratados internacionales como el Protocolo de Kioto​ y la COP 25. Particularmente en Chile, normas como la REP e iniciativas como la Ruta para un Chile Circular al 2040 están siendo implementadas para generar impactos positivos en el entorno y los ecosistemas.

Uno de los principales problemas que desafía a los conceptos mencionados es "La gestión y/o disposición de residuos sólidos". Al 2020 más de 7,5 millones de toneladas de residuos sólidos domiciliarios fueron generadas en el país, es decir, cada persona generó al día 1,25 kg de basura y solo 1% de estos desechos fue valorizado según el catastro del Ministerio del Medio Ambiente. Eso a diferencia de países como Alemania que para el año 2005 prohibió el uso de vertederos o rellenos sanitarios como fase "terminal" de residuos, recicla el 70% de residuos domiciliarios y se estima que el sector de residuos y revalorización generó 32.6 mil millones de euros en 2017.

También puedes leer: Ley Pompón y la protección de la estabilidad climática: Proyecto busca prohibir actual explotación desmedida de musgo con capacidad de mitigación

El uso de envases y embalajes compostables en aplicaciones de vida corta como food packaging, plasticultura y productos de aseo va al auge y claramente se ve en los productos que compramos (café, mulch, bebidas). Como usuarios tenemos la convicción de estar haciendo lo correcto al preferir este tipo de productos más verdes y sustentables, ya que como lo plantea la ONU en su informe del 2021, los plásticos sintéticos representan el 85% de los residuos que llegan a los océanos, y la producción de 1,7 gigatoneladas de CO2 equivalente (GtCO2e), 15% del presupuesto mundial de carbono.

Sin embargo, nuestro país carece de una estrategia o modelo de compostabilidad para envases y embalajes compostables, sumado a ello, ni los recicladores de base ni los consumidores tienen información clara y precisa, capacitación y manejo de la separación de este tipo de residuos que terminan como los demás plásticos en rellenos sanitarios sin cumplir el objetivo de sustentabilidad.

*Académica investigadora de Ingeniería
Universidad San Sebastián

 

Estas leyendo

Gestión de residuos, desafíos pendientes