Advertisement

Inmobiliaria Manantial Ltda. habría efectuado demolición y construcción de 1era y 2da etapa de condominios en San Miguel sin Resolución de Calificación Ambiental favorable

Distintas problemáticas ha acarreado a las vecinas y vecinos de San Miguel, en la región Metropolitana, la construcción de tres torres de departamentos enmarcados en el proyecto Condominio Manantiales del Llano, propiedad de la Inmobiliaria Manantial Limitada y ejecutada por la constructora Monaco e Ingeniería, ambas, parte de una alianza familiar. Acusan constantes ruidos molestos, sobre exposición al polvo, daños en sus viviendas y el caso omiso que habría hecho la inmobiliaria de la presencia de asbesto en la infraestructura que demolieron para construir sus edificios.

Por Juan Contreras Jara

Grietas en sus domicilios, constantes ruidos molestos, vibraciones, alta concentración de polvo y constante estrés son algunas de las afectaciones que ha provocado en las y los vecinos del barrio Llanos Subercaseaux en San Miguel, la construcción del Condominio Manantiales de Llano, propiedad de la inmobiliaria Manantial Ltda. Desde noviembre de 2016 deben convivir con la construcción de tres gigantescas torres, una de ellas finalizada y otra en consrucción, las que se habrían efectuado sin contar con una Resolución de Calificación Ambiental favorable. Acusan el menoscabo de su salud física y psíquica y al derecho de vivir a en un medio ambiente libre de contaminación.

Actualmente la comunidad mantiene denuncias en la Superintendencia de Medio Ambiente por infracción a la normativa ambiental vigente, un recurso de invalidación en el Servicio de Evaluación Ambiental y en la Corte de Apelaciones de San Miguel, a través de la tramitación de un recurso de protección por las múltiples repercusiones que les ha traído la construcción del Condominio Manantiales del Llano. Sumado a estas acciones, concejalas y concejales de la comuna ingresaron una denuncia por abandono de deberes contra el director del Dpto. de Obras Municipales y solicitaron una fiscalización a la Seremi de Salud por la posible presencia de asbesto friable (particulado).

Te puede interesar: Inmobiliaria Esperanza S.A habría cerrado acceso y arrojado escombros a comunidad de edificio Copam en Concepción: Residentes acusan falta de fiscalización municipal

Sobre los impactos que ha generado en sus vidas la construcción de estas tres torres, dos de ellas de 16 pisos y una de 13, Eduardo Rojas, vecino del barrio Llanos Subercaseaux en San Miguel, expresó que, «primero hay que hablar de la demolición, que duró casi un año. Se lleno de camiones acá, de polvo, de tierra. Ocuparon la calle con camiones descomunales y las faenas no eran prolijas, porque de ahí en adelante, empezamos a vivir entre la tierra, aire contaminado y el ruido. Los camiones ocupando la totalidad de la manzana y las casas todo el día con permanente tierra».

Siguiendo en la línea de la demolición, el vecino afectado recalcó que nunca se les fue notificado por parte de la inmobiliaria sobre el inicio de estas faenas y menos, que la estructura que se estaba destruyendo mantenía asbesto. Aseguró que de haber sabido, como comunidad, se habrían opuesto a dicha construcción, pero todo se habría efectuado en absoluto hermetismo. «Vecinos aledaños a la demolición se enteraron de que el material que retiraron era asbesto y se hizo sin el tratamiento correspondiente, o sea, estuvimos 8 o 9 respirando residuos de asbesto y nunca se nos dijo nada», acotó Rojas.

Fue así como el 25 de abril de 2017 la dirección de Obras Municipales entregó el Permiso de Obras Preliminares N°76/2016, a la Inmobiliaria Manantial LTDA, para la excavación, entibación y socalzado, además de la instalación de grúa y faenas. Este permiso también autorizó a la empresa a ingresar camiones de carga por calle Arcadia, pese a que dicha vía tiene prohibido el ingreso de camiones mediante el artículo 113 de la Ley de Tránsito, explicó Ismael Mena, parte de la organización Coordinadora Recuperemos San Miguel.

Con el constante paso de camiones se generaron cortes de cableado, daños a la acera, calzada e incluso en las viviendas. En este sentido, Eduardo Rojas comentó que, «nos han cortado los cables de la luz, del internet al menos 5 veces en un año y nadie de la empresa se ha acercado jamás, ni se han hecho cargo de todo el daño que han hecho, de nada. Hace dos meses atrás, paso un vehículo gigante cargado de estructuras metálicas y me cortó todo. Como sería de fuerte el golpe, que me arrancó un pedazo de fachada de mi casa, salió el gancho que va empotrado con los cables con un pedazo de muro. A una señora los medidores les quedaron dados vuelta, porque se llevó todos los cables».

Todo lo anterior se habría ejecutado sin una RCA favorable, infringiendo así el artículo 8 de la Ley 19.300. Misma situación se produjo el 13 de junio de 2017, tras la entrega por parte de la dirección de Obras Municipales de San Miguel del permiso N°47/2017 de edificación, que autorizaba a la Inmobiliaria Manantiales Ltda. la construcción de tres torres, dos de 16 pisos y una de trece.

La construcción de las dos primeras torres y las irregularidades que no se detuvieron

En octubre de 2020, la empresa recién sometió su proyecto evaluación de impacto ambiental mediante una Declaración de Impacto Ambiental (DIA),  pese a que ya había efectuado gran parte de la demolición, tenía levantada la primera torre y la segunda se encontraba ya en proceso de construcción de lo que serían 483 viviendas. En este sentido, Ismael Mena explicó que, «en nuestra ley, todos los proyectos inmobiliarios que tengan mas de 300 viviendas y que surgen dentro de zonas saturadas como la región Metropolitana, tienen que evaluarse ambientalmente y entrar al SEIA. Su declaración tiene contradicciones y no contaban con una RCA favorable». Lo anterior forma parte del recurso de invalidación presentado por la comunidad en el Servicio de Evaluación Ambiental.

Eduardo Rojas hizo hincapié en que el municipio, a través de su departamento de obras, habría beneficiado constantemente a la inmobiliaria, dejándole pasar todo tipo de irregularidades. «Han tenido su amparo, les aguantan todo. Hice dos reclamaciones en la municipalidad y las respuestas son patéticas. Una de ellas tiene que ver con que enfrente de mi vereda, a 60 cm bajo tierra, está la red de Metrogas, que usa una cañería de plástico y han hecho pasar maquinaria oruga, camiones, sobre la red de Metrogas. ¿Te imaginas lo que podría haber pasado?».

El poblador hizo hincapié en las repercusiones de la construcción de las dos primeras torres de 16 pisos, acotando que, «han roto el pavimento, han hecho tira las fachadas de las casa porque los camiones no tienen radio de giro y chocan con las murallas, el patio de mi casa esta destruido por las vibraciones y un gran etc. Hubo un periodo de tiempo en que ellos trabajaban de lunes a domingo, esto partía a las 06:00 de la mañana y eran las 12 de la noche y todavía estaban trabajando. Con una maquina me impactaron una pandereta y me la hicieron pebre, imagínate hubiera habido alguien en el patio, lo matan. Algunos vecinos, después de las 11 de la mañana, no tienen luz de día, eso les significa estar con luces encendidas todo el día y en invierno la calefacción prendida toda la semana. El nivel de estrés que tenemos con ellos es terrible».

Torres tapando la luz solar a viviendas a su alrededor. Foto: Enviada a Resumen

La comunidad exige la paralización de las obras efectuadas por la Inmobiliaria Manantiales Ltda. y que se efectúen las sanciones correspondientes a propósito de la falta de una RCA favorable en sus las distintas faenas que han llevado a cabo en el barrio Llanos Subercaseaux, en San Miguel.

En cuanto a la falta de probidad del municipio de San Miguel y su departamento de Obras, la evaluación de Rojas es «nefasta», agregando que, «llegaron las respuestas a mis reclamaciones tres meses después y que habían visto que los cables no estaban cortados, pero si recién vienen tres meses después de lo que paso, o sea, yo no los voy a esperar ese tiempo con los cables cortados y con los daños que provocaron».

Tanto Mena como Rojas exigen, en primera instancia, que la norma se cumpla, «estamos amparados por la Constitución, que señala que tenemos el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación y eso no se está cumpliendo, expresó el poblador afectado. Lo segundo, es que la obra se detenga y que lo que ya está construido y que se ha efectuado al margen de la norma, se pueda demoler».

Por lo pronto la comunidad en San Miguel aguarda por la tramitación del recurso de amparo presentado en su favor y que las denuncias presentadas en las instituciones ambientales obtengan una respuesta a la brevedad. «Exigimos la paralización de obras y que se cumpla la ley. Ha habido afectaciones a los y las vecinas y nadie se ha hecho cargo. Necesitamos que agilicen los procesos, no puede ser que una denuncia que fue entregada con un informe y con la evidencia en la mano, se demore más de 6 meses en dar una respsuesta, porque mientras pasa eso se va a construir la última torre», enfatizó Ismael Mena, parte de la organización Recuperemos San Miguel.

 

Estas leyendo

Inmobiliaria Manantial Ltda. habría efectuado demolición y construcción de 1era y 2da etapa de condominios en San Miguel sin Resolución de Calificación Ambiental favorable