“La cordillera de los sueños” de Patricio Guzmán es premiado como mejor documental en Cannes

[resumen.cl] Un nuevo galardón obtuvo el laureado cineasta chileno Patricio Guzmán: el día de hoy fue premiado en el Festival de Cannes con el "L'oeil d'Or" ("Ojo de Oro") al mejor documental por "La cordillera de los sueños", una metáfora de la historia de Chile en la que compara al país de su infancia con el actual, centrada en la transformación sufrida por la dictadura militar-empresarial que encabezó Pinochet.

"La cordillera de los sueños" se puede considerar el cierre una trilogía que inició con "Nostalgia de la luz" (2010) y continuó con "El botón de nácar" (2015). "La cordillera es algo que nos protege y nos aísla del resto del continente. Desde chicos los chilenos la miramos, está allí siempre y ha sido testigo de nuestra historia. Pero no la conocemos", declaró Guzmán en su presentación. Por su parte, el jurado del sentenció que que el director "no ha dejado de celebrar el amor de los chilenos por la libertad y la justicia social".

Siguiendo ese paralelismo entre la historia política de Chile y con sus manifestaciones naturales, utiliza hermosas imágenes aéreas de la cordillera que permite la filmación actual, relatando cómo ésta desde hace 20.000 años ha sido testigo de la historia de Chile, centrándose en lo ocurrido desde el golpe de Estado hasta nuestros días, abordando también temáticas como el exilio y la soledad.

"Chile sigue sonado por el golpe de Estado", afirma al inicio del documental el mismo Guzmán que oficia, como es habitual, de narrador en su obra. "Fue una cosa tan espantosa, que seguimos viendo las consecuencias terribles en el Chile de hoy", agrega. Como la grietas y desniveles que a lo largo de la historia se han dibujado en la cordillera.

Seleccionada por el director del Festival Internacional de Cine de Cannes, Thierry Frémaux, el documental participó en el certamen de cine más importante del mundo siendo la única representación de Chile. Al seleccionarla, el director Frémaux escribió: "Patricio Guzmán dejó Chile hace 40 años cuando una dictadura militar derrocó a un gobierno democráticamente electo. Pero nunca dejó de pensar en un país, una cultura, un lugar en el mapa que nunca olvidó".