Por 4º año consecutivo estudiantes penquistas se niegan a rendir el Simce

Por 4º año consecutivo estudiantes penquistas se niegan a rendir el Simce

Por Flavio Araneda Hidalgo / resumen.cl

Los estudiantes del Liceo Enrique Molina se encuentran en estado de movilización tras una asamblea realizada el martes en las dependencias del establecimiento. La radicalización de la medida de los secundarios concluyó en que hoy el liceo amaneciera en toma, esto como manera concreta de luchar contra la prueba del Sistema de Medición de la Calidad de Educación (Simce), que por cuarto año consecutivo los estudiantes del liceo penquista se organizan para no rendir.

Los estudiantes aseguran que, si bien las autoridades del Liceo Enrique Molina no respaldaron la votación de la asamblea, la jornada de movilización continuará. “Un 80% de los compañeros votaron a favor del paro y la toma en protesta contra la prueba Simce. Esto se reflejó en que ayer miércoles solo un 10% de los estudiantes de 2º año medio asistieron a clases. Es por ello que hoy el liceo amaneció en toma” afirmó Ignacio Gómez, estudiante del Liceo Enrique Molina de Concepción.

Este es el cuarto año consecutivo en que los estudiantes del liceo penquista se oponen a rendir la prueba Simce. Este sistema de medición ha llevado a las comunidades educativas a situaciones de estrés y competencia ajenas a un sistema educativo que se preocupe, valga la redundancia, de la educación, ampliando mucho más la brecha de la desigualdad educativa.

Las organizaciones como Alto Al Simce y la Comunidad Escuelas para la Justicia Social, aseguran que el sistema cumple con medir la calidad de educación, pero son los aprendizajes mínimos que establecen las bases curriculares del ministerio de educación.

 

Te puede interesar: Llaman a no participar en el SIMCE: “solo motiva las prácticas de empobrecimiento, estrechamiento de la enseñanza y aprendizaje en los estudiantes”

 

Las comunidades educativas dejan de centrarse en los aprendizajes y objetivos de la educación para orientar los procesos en torno al alza de puntaje del SIMCE, prueba sumamente cuestionada por ser sumamente reduccionista y por ser utilizada para segregar a los colegios que les va bien -que tienen mayores ingresos, capital cultural, mejores puntajes y mayor matrícula – frente a los que les va mal – menores ingresos, menor capital cultural, menores puntajes, menor matrícula-. Además, de los resultados de esta evaluación dependen en gran parte los establecimientos de educación para la obtención de recursos.

Los estudiantes del Liceo Enrique Molina de Concepción emplazaron a las autoridades de educación para terminar con la prueba estandarizada Simce, aludiendo a que solo perpetua las prácticas de empobrecimiento de la educación chilena.

 

Foto: Centro de Estudiantes EMG 

Estas leyendo

Por 4º año consecutivo estudiantes penquistas se niegan a rendir el Simce