Por subsistencia y contra el hacinamiento: recuperación territorial mapuche a Forestal Mininco en fundo Tres Sauces en Cañete

[resumen.cl] Ya desde hace más de un mes la comunidad mapuche Ignacio Llancapan del Valle de Cayucupil, comuna de Cañete, lleva un proceso de recuperación territorial de fundo Tres Sauces a Forestal Mininco. La comunidad señala que este proceso que iniciaron el 27 de febrero de este año pretende terminar con el hacinamiento de las familias mapuche y los impactos ambientales del negocio forestal sobre su territorio. 

Mediante una carta enviada a Resumen, las y los comuneros en resistencia explicaron las demandas de la ocupación del fundo, exigiendo "la devolución del territorio ancestral que pertenece a la comunidad". Explicando que, como en otras muchas experiencias, este lugar "mucho tiempo después pasó a manos de la CORA [Corporación de Reforma Agraria], dejando este territorio como reserva natural para la recolección y actividades de esparcimiento para la gente de la comunidad y del valle" y luego, con la contra reforma impulsada en dictadura, a las forestales, en este caso a Mininco, propiedad de empresas CMPC (Grupo Matte).

En cuanto a esta empresa en específico denunciaron malos tratos de parte de Juan Gallardo, encargado de zona de Mininco, hacia las comunidades, por lo cual exigen su "inmediata retirada del territorio".

Además, en el escrito se describe que como parte central de las causas del ingreso al predio el problema de hacinamiento de las familias de la comunidad. En efecto, la comunidad se conforma por 25 familias que deben limitarse a los reducidos terrenos entregados por la CONADI y que no permiten el libre y apropiado desarrollo de la cultura y espiritualidad mapuche.

En contraposición acusan al negocio de monocultivos forestales, el cual concentra el mayor porcentaje de tierra en la provincia, como la principal amenaza de su forma desarrollo y, en particular, "al agua que da vida y a sus sistemas", sentencia la carta. «Amenaza a nuestros adultos sabios como la lawentuchefe Maria Maricura Maricura que hoy en día se escasea más en su recolección de lawen (medicinas), teniendo que muchas veces salir fuera del territorio para recolectar los insumos que utiliza en su oficio", afirma el escrito en forma de ejemplo a la precarización de la vida en comunidad."Queremos cambiar y dar oportunidades económicas a nuestra comunidad, dejando como opción el ecoturismo, recolección de frutos de temporada, recolección de hierbas medicinales y a productores locales" agregaron.

 

También puedes ver: Habitantes de Nacimiento acusan a celulosa CMPC por nuevo episodio de intensas emanaciones tóxicas

 

Es por esto que, como se expresa en la misma: "exigimos el retiro inmediato de las forestales de nuestros territorios y de los aparatos represivos que solo cuidan los intereses del capital, nacional e internacional, colocándole precio y transando los mal llamados recursos naturales, los que son parte fundamental de nuestra cosmovisión y del modo de vida que desde tiempos remotos han sido tallados en nuestra memoria, intentando así cambiar el modelo productivo, de silvícola a uno acorde con nuestro modo de vivir antiguo, desarrollando la agricultura, ganadería y apicultura."

De esta forma los comuneros insistieron en una postura radical frente a esta industria por lo que "no aportaremos a que actúen los seguros de las empresas forestales, por lo tanto no queremos las plantaciones, sino que lo eliminaremos de modo que sirvan para la construcción de estacas, viviendas, muebles y cualquier otro subproducto que necesitemos para avanzar a re habitar en nuestro territorio usurpado".

 

 

Así mismo afirmaron que ante cualquier intento de desalojo pondrán resistencia hasta conseguir soluciones a sus demanda, pero que pese a esto "no hemos cerrado las puertas al diálogo", culmina el comunicado.