[VIDEO] Nuevo derrame de residuos tóxicos de la celulosa Itata agravan el riesgo sanitario de la población

El 14 de noviembre los vecinos de la boca del río Itata sufrieron los efectos de un derrame de residuos líquidos de la Celulosa Itata. El encargado del programa ONG Vigilante Costero, Rodrigo de la O narró de este modo los acontecimientos que rodearon al hecho: 

“Al menos dos hectáreas completamente anegadas fueron afectadas con los RILES de la planta de celulosa Nueva Aldea que emanaban a borbotones como un geiser de manera impresionante al costado de una de las cámaras del ducto sobre terrenos recientemente labrados para la siembra agrícola. Bomberos declaraba emergencia química, cambiando al rato y señalando que por “mail” se les había informado que los “líquidos eran inocuos”. No alcanzaba a terminar de hablar el comandante cuando una vecina hace notar que éste figuraba con una chaqueta muy bonita con la imagen corporativa de la empresa responsable del daño ambiental (Arauco). Luego, un ejecutivo de la empresa, de hablar monótono y alertagador, señalaba a modo de defensa, que los vínculos con la comunidad eran permanentes para contribuir y bomberos siempre recibía ayuda con el ya clásico discurso de la responsabilidad social empresarial…” 

El líquido amarillo que emanaba del ducto era tan pestilente que obligó a los lugareños a colarse mascarillas. Su tóxicidad, aunque negada por la empresa, es por todos asumida y por ello el municipio debió proveerles el agua potable. Es necesario tener en consideración que en este suceso, la población sólo percibió cerca de ellos los efectos de lo que cotidianamente se expulsa en el mar, a través del ducto de 50 kilómetros. 

Resumen conversó con Rodrigo de O, quien dirige un programa de protección ambiental entre los ríos Maule e Itata y ha podido observar el deterioro de estos lugares y la calidad de vida de su población. 

Cuáles pueden ser los acontecimientos más gravitantes en cuanto al efecto medioambiental de la celulosa Itata en la zona donde está emplazada. 

Lo que sin duda más me ha impactado ha sido la muerte de vecinos del sector por cáncer, lo que debiera considerar la autoridad de salud respectiva. Además, pescadores locales señalan que se han visto peces muertos en distintas ocasiones. Si bien hay que cuantificar, de ser posible, el daño ambiental no es menos grave el factor emocional en el que los residentes se han visto envueltos desde que llegó la empresa a la zona y que se debe saber evaluar 

Ante estos sucesos, cuál ha sido el comportamiento de la empresa y de las instituciones del Estado 

Es muy curioso observar las estrategias que la empresa tiene en el manejo de conflictos (dividiendo de forma indicidual). Si bien, hace presencia en el lugar y pone una cara visible en terreno junto a los vecinos, estableciendo medidas mitigadoras o reconociendo responsabilidad, siempre se ampara en la resolución de calificación ambiental. Esto último, ayuda a comprender la sensación que queda en la “mesa de diálogo” al situar a los servicios estatales más cercanos a la empresa que a los vecinos. 

No hay que olvidar que existen acciones legales que la Corte de Chillán finalmente no ha acogido, respecto de la petición de paralización del ducto de inmediato y su correspondiente revisión. Insólito, si se considera que la misma empresa había mencionado que el sistema de descarga está detenido y se realizaría un chequeo completo.

Más Información: vigilantecostero.cl

{youtube width=”700″}Y3sahtfj7O8{/youtube}

¿Por qué son tan importantes los bosques y su recuperación?

Proyecto de ley que extiende el Decreto 701 amenaza con más “bosques que matan”

VIDEO: Los incendios del negocio forestal

VIDEO: Cuando los árboles matan

Estas leyendo

[VIDEO] Nuevo derrame de residuos tóxicos de la celulosa Itata agravan el riesgo sanitario de la población