Sernapesca detectó millonario mercado negro de harina de pescado en la región del Biobio

Sernapesca detectó millonario mercado negro de harina de pescado en la región del Biobio

Fotografia: Sernapesca.cl

[resumen.cl] El 25 de septiembre pasado, el Servicio Nacional de Pesca (Sernapesca) detectó 5.602 toneladas de harina de pescado no declaradas, distribuidas en tres bodegas de Salmones de Chile Alimentos S.A. Una comercializadora ligada al grupo Errázuriz y que no estaba registrada ante la institución. Se trataría del hallazgo más grande en la historia del Servicio y se produjo en el marco de una auditoría iniciada en julio, tras detectar irregularidades en los sistemas de pesaje de dos empresas pesqueras.

Sernapesca detectó que el procedimiento de medición de los desembarques efectuados en plantas de las empresas Lota Protein -de capitales noruegos y daneses- y Bahía Coronel -vinculada a Francisco Javier Errázuriz- estaría intervenido, posibilitando el “sub-reporte”, lo que implica declarar menos pesca que la realmente descargada.  El valor del producto incautado a la empresa  Bahía Coronel alcanza unos 7.800 millones de pesos. En las bodegas de la comercializadora Salmones de Chile Alimentos S.A. se detectaron 5.602 toneladas de harina de pescado sin acreditación de origen legal.

Los análisis de Sernapesca indican que la harina incautada corresponde a un 18% de reducción, lo que implica que para producir ese volumen se pescaron más de 31 mil toneladas de diversas especies, principalmente sardina y anchoveta, pero también, otras especies capturadas por la flota cerquera industrial y semi-industrial, tales como mote o bacaladillo, jibias, calamares, lenguados, agujillas, pejebagre, e incluso, distintas especies de crustáceos. Esto por el mal uso del arte de pesca, ya que en ocasiones estas redes logran capturar especies del bentos (fondo marino) pese a estar diseñadas para capturar especies pelágicas. Esto no es regulado por las entidades fiscalizadoras como Sernapesca e Intertek Calebb Brett, por lo cual estas especies capturadas también se ven afectadas en la explotación pesquera que tiene como especie objetivo explotar sardina y anchoveta para la fabricación de harina de pescado.

El destino de la harina de pescado

Uno de los compradores de esta harina de pescado era EWOS Chile Alimentos, la filial chilena de la empresa de origen noruego EWOS. La Compañía se dedica a la fabricación y comercialización de alimento para peces y está ubicada en la ruta 160 entre San Pedro de la Paz y Coronel. Esta empresa produce aproximadamente el 30 por ciento de la harina de pescado destinada a la industria salmonera en Chile.

La industria salmonera en Chile ha sido denunciada en reiteradas ocasiones debido a sus impactos ambientales y sociales. Informes dan cuenta no sólo del mal estado sanitario de esta subsidiada industria, sino del empleo excesivo de dos productos químicos peligrosos principales (antibióticos y pesticidas) para la supervivencia de los salmónidos en los canales y fiordos chilenos.

La Organización Mundial de Salud (OMS) ha señalado que el abuso de antibióticos produce una resistencia bacteriana en los peces que puede generar serios problemas de salud pública, al dejar sin tratamiento ciertas enfermedades que afectan a los humanos. A esto se suma la contaminación producida por las salmoneras a través de otros químicos, como los antiparasitarios, que causan graves daños en los ecosistemas marinos. Un informe de Sernapesca dio cuenta que las salmoneras chilenas usaron 450.700 kilos de antibióticos el año 2013, la cifra más alta para esta industria en todo el mundo.

Se ha denunciado también que la principal empresa salmonera mundial, Marine Harvest, de capitales privados noruegos, llegó a ocupar en Chile 36 mil veces más antibióticos por tonelada de salmón producida que lo que ocupa en Noruega gracias a que así se lo permitieron y permiten las normas chilenas. Igualmente, en el estudio se muestra que el Estado chileno, a través de sus Servicios de Evaluación Ambiental (SEA) regionales, llega a aprobar el consumo de hasta 5 kilos de antibióticos por tonelada de salmón producida, en contraste con los de antibióticos que ocupa Marine Harvest para igual producción en Noruega.

La explotación del ambiente marino efectuada por empresas chilenas y extranjeras se realiza normalmente en un marco de malas prácticas dentro de la permisiva legalidad chilena, depredando especies, contaminando y sobrecargando ecosistemas y pueblos que viven del mar. Pero además de esto, muchas empresas suelen recurrir también a prácticas ilegales para generar aún más utilidades y continuar la sobreexplotación constante de especies de peces, encaminándolos día a día a su desaparición.

VEA: MALA PESCA, LA DEPREDACIÓN PESQUERA EN CHILE – DOCUMENTAL

 

Estas leyendo

Sernapesca detectó millonario mercado negro de harina de pescado en la región del Biobio