“Con la religión y la cruz nos han sometido a genocidio” advierte lonko de comunidad pewenche Malla Malla

[resumen.cl] El pasado sábado 18 de mayo, la comunidad de Malla Malla realizó una ceremonia para rechazar la dominación histórica a través de la cultura y la religión impuestas con la invasión imperialista española. Una dominación que mediante genocidio y violencia en distintas épocas, ha sido afianzada por el Estado chileno. Además establecieron su posición de rechazar al cristianismo y sus símbolos, entendiéndolos como parte de una opresión que históricamente ha buscado aplastar sus conocimientos y modos de vida. 

La comunidad pewenche de Malla Malla bordea el río Queuco entre las laderas de la Cordillera de los Andes en la Región del Biobío. A finales del siglo XIX, mientras los ejércitos de Chile y Argentina perseguían a pueblo pewenche obligándolo a refugiarse en la alta cordillera, el Estado chileno comenzó a conquistar el Alto Biobío mediante colonos, en su mayoría campesinos pobres de la zona del Biobío, quienes motivados por la necesidad económica, utilizaron el engaño, una legalidad favorable y el apoyo de las autoridades, para quedarse con los predios más aptos para la agricultura. Durante casi todo el siglo XX, los terrenos en los cuales las comunidades estaban confinadas no ofrecían posibilidades para la subsistencia y el desarrollo de la comunidad. Desde el 2001 iniciaron un proceso de recuperación del territorio que actualmente habitan.

Anteriormente la comunidad había enfrentado la negativa del Estado a entregar la propiedad del terreno a Malla Malla y también de ignorar sus peticiones de apoyo para la construcción de un centro educativo para la comunidad. El lonko Segundo Suárez Marihuán había explicado que requieren de un espacio útil para el desarrollo cultural de jóvenes, niños y niñas de esta, pues actualmente deben viajar grandes distancias para asistir a establecimientos donde, además, se les adoctrina con una cultura que no es la propia, induciéndolos a abandonar la vida comunitaria.

 

También puedes ver: Comunidad pewenche Malla Malla busca donaciones para finalizar construcción de escuela

 

 

Este 18 de mayo, en una ceremonia en terrenos de la comunidad, el lonko de Malla Malla, Segundo Suárez Marihuan rememoró las características de la invasión española y la represión por parte del Estado chileno. El lonko recalcó que cuestionan el sistema de dominación militar, cultural, religioso y económico desde la conquista española hasta nuestros días. Segundo Suárez explicó que «de ahí viene esta invasión, de ahí viene este sometimiento, es por eso que no estoy hablando de 100 o 220 años atrás, estoy hablando de 500 años atrás donde vinieron los españoles, imperialistas con sus sacerdotes, con la cruz adelante, donde nosotros en ese momento teníamos nuestra propia creencia, nuestra conexión con nuestra naturaleza, y es por eso que hoy pu peñi pu lamngen, también hago el llamado a cada pueblo del mundo y del Wallmapu que hagan también sus manifestaciones porque el tiempo llegó, el tiempo ha llegado, es tiempo de renovarnos» anunció.

El lonko recalcó que en este contexto la religión cristiana ha significado muerte y dolor para el pueblo mapuche comparando los símbolos de esta religión impuesta, con sus creencias ancestrales «Los españoles llegaron sometiendo con la religión y con la cruz, sometiendo con genocidio, exterminio, y todavía estamos como en una guerra psicológica, religiosa, política, económica, cultural y educacional también, por eso es necesario que nosotros pu peñi pu lamñen miremos hacia atrás y miremos de donde provenimos, a nuestros orígenes» 

Segundo Suárez continuó comparando el símbolo de la antigua bandera mapuche azul con la estrella que representa al lucero que aparece cercano al sol al amanecer y atardecer «Nosotros pu peñi pu lamgen sean mapuche, williche o del wallmapu tenemos nuestra propia creencia, y para eso nosotros debemos prevalecer para que nosotros perduremos con el tiempo, tenemos que ya expulsar el cristianismo, ya sea evangélico o mormón, es el mismo daño»

 

También puedes ver: Comunidades lavkenche protestan contra cambio de ley y consulta indígena en Cañete 

 

El lonko recordó que «la cruz esta presente en la siembra, en nuestro cementerio, en todo lugar, está llamando al genocidio, la muerte de niños, en cambio nuestra bandera es un todo, para todos, no para algunos. Esto va para los empresarios que quieren adueñarse de todo, y esto también va para los países que quieren adueñarse del mundo, esta tierra esta hecha para el ser humano y nuestros animales y toda la naturaleza que persiste en nuestra tierra, tenemos que vivir en armonía y tenemos que compartir, no como las personas de un país que se adueñan de todo»

«Tenemos que defender nuestra vida, nuestra tierra nos pertenece y ella nuestra madre tierra lo necesita, tenemos que defenderla y quererla, amarla» concluyó.