Advertisement

Coronavirus puede mantenerse varias horas en el aire en zonas poco ventiladas, confirma estudio

[resumen.cl] Un estudio publicado este lunes en la revista Nature realizó un análisis aerodinámico del coronavirus SARS-CoV-2 en dos hospitales de Wuhan, China. El equipo descubrió que el virus puede mantenerse en el aire por varias horas, siendo detectado en habitaciones donde médicos se cambian de ropa y en baños usados por pacientes de hospitales, además de espacios públicos donde se generan aglomeraciones.

 

Actualmente se sabe que que la transmisión de este coronavirus SARS-CoV-2 que causa la enfermedad COVID-19 en humanos ocurre: 1) por la inhalación de gotitas cargadas con el virus, 2) por el contacto cercano con personas infectadas y 3) por el contacto con superficies contaminadas con el virus

 

También puedes ver: SARS-CoV-2 ha adquirido mutaciones capaces de cambiar sustancialmente su peligrosidad, indica estudio

 

Sin embargo, la transmisión por aerosol, es decir por partículas sólidas o líquidas suspendidas en un gas flotando en el aire, había sido sugerida como una forma adicional de contagio a través de observaciones clínicas en espacios confinados. Hasta ahora, el potencial de transmisión por aerosoles del SARS-CoV-2 permanece poco estudiado.

El presente estudio investigó la naturaleza aerodinámica del SARS-CoV2 mediante la medición de ARN viral en aerosoles en diferentes áreas de 2 hospitales de Wuhan durante febrero y marzo de este 2020.

Se trata de un manuscrito sin editar que fue aceptado para su publicación. Este aún debe someterse a edición y revisión para ser publicado de forma final. El artículo se encuentra disponible para su descarga gratuita.

El estudio revela que la concentración de ARN de SARS-CoV-2 en aerosoles de salas de aislamiento y salas ventiladas con pacientes en hospitales fue muy baja, pero fue elevada en las áreas de los baños de los pacientes.

El estudio reportó que algunas áreas ocupadas por personal médico presentaron inicialmente altas concentraciones de ARN viral, cuyas distribuciones de tamaño de aerosol mostraban máximos en regiones submicrométricas y/o supermicrométricas. Sin embargo estos niveles se redujeron a niveles indetectables tras implementaciones de protocolos de desinfección rigurosos.

 

 

También puedes ver: Microgotas de estornudos podrían volar hasta 11 metros de distancia, indica estudio

 

El estudio sugiere que la transmisión del coronavirus SARS-CoV-2 como aerosol «está mediada por la deposición superficial y la resuspensión de la ropa de protección del personal médico y el piso de la superficie»

Por lo tanto proponen realizar ventilación y esterilización adecuada en los hospitales, además de desinfectar la ropa protectora del equipo médico antes de retirarse de sus labores.

Además, los investigadores midieron niveles de ARN de SARS-CoV-2 aerotransportado en áreas públicas. En la mayoría de estas no fue detectado excepto en dos áreas propensas a las aglomeraciones, debido probablemente a portadores infectados, indica el estudio.

El estudio no estableció cual es la capacidad de infección que tienen estas microgotas que se mantienen flotando en el aire. Y aunque que no se estableció la infectividad que tiene el virus en áreas hospitalarias, de todos modos proponen que el SARS-CoV-2 puede transmitirse a través de aerosoles.

 

 

 

También puedes ver: Estudio evaluó la contaminación del aire como factor en la extrema letalidad del SARS-CoV-2 en el norte de Italia

 

Los resultados indicaron que la ventilación de las habitaciones, los espacios abiertos, la sanitización de los elementos de protección, y el uso y desinfección de forma adecuada en áreas de baño pueden limitar de manera efectiva las concentraciones de ARN de SARS-CoV-2 en aerosoles.

El equipo además recalcó que investigaciones futuras deben explorar la capacidad de infección que tiene este virus en modalidad aerosol.

 

Imagen principal: SARS-CoV-2. Foto: Unsplash. Obtenida de https://www.asianscientist.com/

 

Estas leyendo

Coronavirus puede mantenerse varias horas en el aire en zonas poco ventiladas, confirma estudio