Nueva evaluación veterinaria advirtió continuo mal estado de salud de animales tras desalojos en San Fabián

Nueva evaluación veterinaria advirtió continuo mal estado de salud de animales tras desalojos en San Fabián

[resumen.cl] Ya han pasado 7 semanas desde los desalojos y destrucción de casas en San Fabián para la futura construcción del proyecto Embalse Punilla en el río Ñuble y la empresa Astaldi aún no restituye las casas y entrega los animales que fueron extraídos de estas. Una nueva evaluación veterinaria confirmó que el estado de salud de los animales de los vecinos desalojados se ha ido degradando rápidamente. 

 

Luego de los desalojos efecuados por la empresa multinacional Astaldi (Aguas del Punilla S.A.) y Carabineros, vecinos ya habían denunciado que una cantidad indeterminada de aves de corral habían muerto aplastadas por la acción de las máquinas de la empresa.

Resumen ya había constatado graves situaciones de maltrato animal en el accionar de la empresa al sustraer los animales de sus hogares. Por ejemplo, al meter en cajas de plástico un número muy elevado de pollos, o introducir gallinas en sacos cerrados mientras eran trasladados en camionetas rojas Toyota, propiedad de la concesionaria Astaldi. Antes de realizar estas acciones vecinos y vecinas denunciaron que la empresa mantenía a los animales sin comida y agua, y sin permitirles tener acceso a ellos.

 

También puedes ver:  El despojo del campesinado en San Fabián: Crónica de un desalojo anunciado

 

La primera evaluación realizada luego de los desalojos, a mediados de diciembre pasado fue realizada por veterinarios de la Clínica Veterinaria Integral de Chillán. Los resultados indicaron una alta mortalidad o extravío de gallinas y gansos durante y después de las faenas de desalojos, mientras que las vacas presentaron estado de desnutrición.

 

 

En esa visita del 11 de diciembre había constatado que vacunos, caballos y mulas no tenían acceso a pastos y que desde el 23 de noviembre su régimen alimentario se había basado en 8 fardos diarios de paja de trigo de mala calidad. Los veterinarios consideraron que estos fardos no representaban un aporte nutricional adecuado e indicaron especial cuidado para 11 vacas que se encuentran con crías de entre 7 días y 2 meses. Al constatar desnutrición, diarreas y enfemedades como mastitis, cataratas y resfrío, los veterinarios realizaron una serie de recomendaciones. Entre ellas estaban: mejorar rápidamente la alimentación, especialmente para las vacas con cría; suplemento alimenticio para mulas y equinos con 3 fardos diarios de alfalfa; instalar piedras de sales minerales para equinos y vacunos; realizar desparasitación, vacunación y suministrar vitaminas para prevenir enfermedades y evitar mortalidad; instaurar un plan de inseminación artificial para las vacas debido a la situación de confinamiento en que se encuentran.

Posteriormente, se realizó una segunda visita a terreno el 21 de diciembre de 2018 donde constataron que los vacunos tenían acceso a una pradera de secano de baja calidad nutricional y que desde el pasado 14 de diciembre se le estaba adicionando a vacunos, equinos, caprinos y mulares 8 fardos diarios del pasto Ballica de calidad moderada a baja.

Nuevas recomendaciones recalcaron mejorar la alimentación de los animales debido a que 11 vacas aún están en condiciones de desnutrición y no se han realizado las mejoras solicitadas, solo mejoras parciales”. Además de recomendaciones similares a las dadas en la primera evaluación, los profesionales advirtieron que de no desarrollar la continuidad del sistema productivo “se generará una pérdida del año productivo, traduciéndose en una pérdida económica”. Además el informe señaló que había que generar un manejo especial para la única cabra ya que esta fue destetada en el momento de la expropiación, además de realizar ordeñamiento a una de las vacas que podría desarrollar una mastitis clínica, y realizar tomas de muestras para exámenes parasitarios y muestras de sangre para un hemograma.

Según informó Ñuble Libre a través de Facebook, este jueves se realizó una tercera visita donde constataron que los vacunos tienen acceso a una pradera de secano de aproximadamente 1 hectárea, la cual presenta baja calidad nutricional, con compactación debido a la carga animal y con sobrepastoreo. El informe destacó que “La empresa Astaldi dejó de suplementar con fardo hace 7 días a la totalidad de vacunos, equinos, caprinos y mulares“.

 

 

El informe también destacó la necesidad urgente de mejorar la alimentación de los animales, debido a que “11 vacas se encuentran en peor condición de desnutrición, no se han realizado las mejoras solicitadas y dejaron de ser suplementadas con fardo” agregando que todas las vacas están presentando un adelgazamiento, y que mientras los terneros que presentan diarrea color amarillo, algunas terneras presentan deshidratación y decaimiento. Una de estas terneras fue intervenida con medicamentos para controlar la diarrea y debido a que su madre se encuentra sin leche, advirtieron que “podría morir en el transcurso de la siguiente visita” .

Para los terneros de las vacas sin leche debido a su desnutrición, el informe indica que “se recomienda adicionar a la dieta un 10% del peso vivo en volumen de leche al día, es decir un promedio de 5 litros de leche al día en 5 tomas de 1 litro, por ternero de 50kg, de sustituto lácteo sprayfo red a una preparación de 1kg de sustituto lácteo para 6 litros de agua” indicaron.

Mientras que para las mulas y los 5 equinos se recomendó suplementación con 3 fardos diarios de alfalfa además de manejos de desparatización y vacunación. También se recomendó la toma de muestras para exámenes coproparasitarios, toma de muestra de sangre para hemograma, perfil bioquímico y muestra de fecas para coprocultivo para realizar tratamientos y programar desparasitaciones. Junto a esto se advirtió sobre una alta presencia de moscas que generan heridas y picaduras, aumentando el estres de los animales.

 

 

En conversación con Resumen, César Uribe del movimiento en defensa del río Ñuble o Ñuble Libre, recordó que aunque la resolución del tribunal ambiental era una medida para suspender los desalojos y restituir los bienes muebles e inmuebles “se suspendieron los desalojos pero no se restituyeron los bienes inmuebles, es decir, que los vecinos aún no pueden ingresar a los terrenos, porque la empresa no se los entregó y o tanto ellos siguen viviendo en la calle, y ante no tener los terrenos o alguna edificación alguna construcción o galpones para los animales, los animales o los muebles siguen estando bajo la custodia de la empresa”.

 

 

 

Indicó que el hecho de que el Ministerio de Obras Públicas (MOP) y la empresa Astaldi no respetaran o no acogieran la resolución con la exigencia que se les puso, es un hecho considerado grave.”Esto significa que los animales siguen estando bajo custodia de la empresa, la responsabilidad del cuidado la sigue teniendo la empresa, lo vecinos van y hacen evaluación, la propiedad sigue siendo de ellos, pero no tienen las condiciones para sacarlos de allí, menos hoy que están en una situación crítica”

Estas leyendo

Nueva evaluación veterinaria advirtió continuo mal estado de salud de animales tras desalojos en San Fabián