Advertisement

"Un niño y un fusil" o "El guerrillero del amor": La historia detrás de la canción que continúa acompañando las resistencias en la postdictadura chilena

No solo en la población Villa Francia se sigue escuchando el eco de la inicialmente llamada «El guerrillero del amor» pero difundida como «Un niño y un fusil». Cruzada por memorias acompañadas de resistencias durante la dictadura, la canción continúa siendo parte de procesos de organización en la actualidad, donde esa voz de coro de Iglesia que alguna vez cantó ""yeme tú Guerrillero del amor/ Tu padre y hermano ya no están" resuena en la memoria.

Transcripción y síntesis de entrevista por Felipe Oyarzún

Si bien Camilo Altamirano Santana ya no es el niño de la voz dulce que cantaba canciones de protesta, sigue teniendo un espíritu soñador, combativo y lúcido, además, agregó a su afición por el canto el ejercicio de la docencia como profesor de Historia y Geografía. Camilo ahora es un adulto de 44 años que habita en litoral central, pero que su memoria sigue latente para con la Villa Francia, donde vivió junto a su familia.

Habitante de 5 de abril con Infante Cerda, Altamirano Santana recuerda en conversación con RESUMEN que su amor por la música está muy ligado a su familia; su padre era cantor y "muy bueno para la guitarra", y solía cantar todos los fines de semana en el living de la casa. "Yo desde que tengo memoria lo acompañaba con el tambor cuando se ponía a cantar". Así, su padre fue quien lo incentivó a aprender a tocar guitarra desde los 6 años.

Te puede interesar| MÚSICA| "El pueblo unido jamás será vencido" es traducida al euskera y cantada por trabajadoras/es en Grecia

Y es en el mismo territorio de Villa Francia donde vive el proceso de resistencia a la dictadura cívico-militar, contexto en el que forja una banda junto con su hermano Gonzalo Altamirano, y su amigo y compañero de curso Rodrigo Figueroa.

Llaman a su agrupación Génesis de Villa Francia en homenaje a la comunidad de Cristo Liberador que se organizaba entorno a comunidades de base "y la comunidad en la que estaba mi papá y mi mamá se llamaba 'Génesis', pero para diferenciarnos del grupo inglés agregamos el 'Villa Francia' ".

Villa Francia

Durante la época de la dictadura y los primeros años de postdictadura, Villa Francia era el lugar "donde quedaba siempre la embarrá, donde fue la resistencia" explica Altamarino. Los murales, las barricadas, los llantos y las protestas marcaron la fértil imaginación infantil de Camilo.

El punto de inflexión para los jóvenes músicos es tras el asesinato de los hermanos Vergara, "ahí nosotros iniciamos este camino de canto más comprometido". Es más, le dedican una canción a "la tía Luisa", madre de los hermanos Vergara, a quien, explica el ahora profesor de Historia, se la fueron a cantar directamente. Sin embargo, no existe registro ni respaldo de dicha pieza; solo en la memoria.

"Todo lo que sucedía ahí nos daba la inspiración, hicimos varias canciones que fueron bien representativas sobre todo ese contexto, somos habitantes de una población muy comprometida con la lucha. Nuestro canto parte por esto, nuestro canto es nuestra forma de niños de protestar, de hacernos presente; es la vida que teníamos", indica Camilo.

– ¿Y cómo surge "Un niño y un fúsil"?

"Un niño y un fúsil" o "El Guerrillero del amor" surge después de que nos invitan al Gimnasio de Miguel León Prado. Ahí se desarrollaba una actividad por varios motivos, pero el principal era en apoyo a la "Guerrilla de El Salvador".

Nosotros nos habíamos presentado para cantar, éramos chicos, teníamos entre 15 y 14 años, y al oír los discursos quedo impresionado, y lo que más me impacta es un vídeo donde se mostraban  niños guerrilleros, yo quedé loco porque eran niños como yo, y niños con armas en la selva, además, estaba la figura de Farabundo Martí, y estos niños luchando por la libertad y yo no pude, quedé muy impresionado.

Cuando llegué a mi casa me senté, como siempre cuando estoy en esta situación de impresión máxima y agarré la guitarra y dije "tengo que escribir algo con esto ¿no?"; era el contexto de la Villa Francia, más este vídeo que yo veo donde hay niños como yo que están luchando con armas, y me impactó.

Entonces encuentro un cuadro que había en mi casa del Pablo Vergara, que tenía inscrito un poema: "óyeme tu, ahí afuera / quédate solo volviéndote viejo / óyeme tu ¿me puedes oír?", de ahí surge el primer verso "óyeme tu Guerrillero del amor".

Niña en barricada (1983) | Fotografía: Kena Lorenzini

Revisa| Juventud combatiente, expresión de rebeldía popular

¿Cómo fue la recepción de "El guerrillero del amor"?

Fueron heavy las primeras presentaciones, me acuerdo que la más emblemática que tuvimos fue en un acto por la libertad de los presos políticos, donde era heavy porque en esa época en la Villa Francia todavía estaban los colectivos armados presentes: el MIR, el Frente Patriótico, estaban ahí con sus armas defendiendo al pueblo y uno los veía.

En ese acto en el que nosotros desde la comunidad quisimos participar, una de las organizadoras nos invitó y estaba entusiasmada, pero nadie más quería que estuviéramos ahí por el hecho de que éramos niños y podían llegar los milicos en cualquier momento, no era una situación fácil.

Bueno, hubo una discusión entre ellos como organizadores, y al final nos dejaron cantar y ese acto fue heavy porque la gente se emocionó mucho al vernos a nosotros, niños cantando sobre la libertad ¡Y por la libertad del pueblo! Con temas nuestros y otros de Sol y Lluvia, y me acuerdo de que cuando terminamos de cantar la gente estaba llorando, mucha gente adulta lloraba.

De ahí en adelante ya no paramos más: acto que había en Villa Francia, acto que estábamos nosotros.

– ¿Cómo graban y difunden "El guerrillero del amor"?

Nosotros hemos sido muy pajarones en el tema de grabación y difusión, no hemos guardado nada; por ejemplo: una vez estuvimos en un acto que fue muy importante para nosotros, era nuevamente un acto por la libertad de los presos políticos que se realizó en el Estadio Víctor Jara, donde tocamos con los máximos grupos: Illapu, Transporte Urbano y muchas otras bandas estaban ahí, ese fue un acto maravilloso porque ahí cantamos masivamente por primera vez "El Guerrillero del amor", estaba repleto, y varias veces el público nos interrumpió para aplaudir en medio la canción.

Pero no grabamos nada. Al otro día, salimos en el diario, en el "Punto Final", por el furor que causó "El guerrillero del amor" y era una entrevista de una página entera, bien grande en la revista. 

Nos dimos cuenta al principio de que el tema causaba algo, yo me di cuenta al tiro de hecho, y después con el boca a boca la canción se extendió y al lugar que íbamos, nos veíamos con el deber de cantar siempre esa canción en cualquier población.

Cómo fue el proceso de registro: bueno, la Radio Villa Francia fue la que nos posibilitó difundir la canción, es más, la grabación que existe hasta el día de hoy es de esa época, de cuando éramos niños en un recital que organizaba cada mes la Radio con la participación de los cantores populares del barrio para que se difundiera el canto popular, y nosotros participamos en esa instancia, y la grabación que actualmente circula en YouTube pertenece a ese momento.

De hecho, no sabemos quién fue el que subió ese tema a la red, por eso aclaramos en los comentarios de donde venía su procedencia, sin ánimo de competencia ni nada, solo con el objetivo de que se contextualizara la canción en la red.

Creo que los que hicieron la grabación de ese vídeo fueron las personas de la Agrupación "Cámara en Mano", ellos tienen varios registros de esa época.

Es así, un niño y un fusil / Luchando por vivir, por vivir

Génesis de Villa Francia se enfrentó desde su origen a los peligros de esta canción, instalada durante los primeros años de la década de los noventa.

Todavía recuerda la vez, cuando en medio de una presentación en la Villa Francia llegaron los militares disparando, dispuestos a matar, con el objetivo de acallar el himno de "El guerrillero del amor". Un himno de guerrilla urbana "que quedó en la memoria colectiva de la gente", y que ha acompañado a los presos políticos de la cárcel Santo Domingo en los noventa, hasta a las poblaciones en la resistencia del Chile neoliberal de 2021.

Acordes de la canción

– ¿Cuál es el impacto que la canción ha tenido en postdictadura? ¿Cuáles son los elementos que pueden persistir en la actualidad tras el Estallido Social del 2019?

Yo creo que la canción sigue muy actual, aunque la letra aluda a un proceso muy específico como es el la lucha armada, es decir el de las guerrillas de la transición.

Hoy ya no está ese contexto de lucha armada, y creo que el contexto de lucha ahora va más allá del tema de la guerrilla. El de ahora es un contexto de lucha popular, de tejido social, y para eso creo que el "Guerrillero del amor" ha servido para crear una identidad colectiva de lucha y resistencia.

Hoy tenemos una lucha con otro tipo de armas: la lucha callejera, la presencia en la calle y sobretodo la CREATIVIDAD, y esta la aportan los cabros jóvenes. Estamos en un contexto social en donde la creatividad es fundamental tanto como para proponer, como para ver las nuevas formas de lucha.

Por lo tanto, creo que el tema es actual en ese sentido: la lucha no es de adultos, sino de toda la sociedad en su conjunto incluido los niños, los jóvenes, las mujeres, todos los que conformamos el tejido social. Y me gusta pensar que hay ciertos estados y ciertas emociones en los contextos sociales, en la que una melodía es capaz de encenderlas y alimentarlas. Esa es la magia de la música, en eso, también, reside su sentido de actualidad, no solo en la letra.

Además, creo que la música, tanto como la lucha y la creatividad, pueden ayudar a la desobediencia social. El último Estallido Social en Chile se debe a la creatividad de los estudiantes, que decidieron, en un acto simbólico, saltar los torniquetes, y eso es lo que el arte tiene que defender como idea central.  

Protesta en Puente Alto (1984) | Fotografía: Kena Lorenzini

Actualidad

Si bien Camilo Altamirano Santana ya no es el niño de la voz dulce, nunca dejó de cantar. Con "Zoronka La Tribu" teloneó a Sol y Lluvia, a Congreso y recorrió todo el país.

Actualmente su último proyecto es "La Tribu Indómita", una propuesta musical enfocada en los procesos de transformación social que Chile ha sufrido desde el Estallido Social.

A modo de cierre, el compositor de la histórica canción indica que "no hemos parado y no vamos a parar en la construcción de la música como una forma de permanecer, de inspirar, de leer la sociedad y de acompañar los procesos sociales", a lo cual se suman registros que podrá ir subiendo a su canal de YouTube de trabajos anteriores y próximos.

Fotografía principal : Juan Carlos Cáceres

Estas leyendo

"Un niño y un fusil" o "El guerrillero del amor": La historia detrás de la canción que continúa acompañando las resistencias en la postdictadura chilena