VIDEO | Sacerdote Felipe Berríos solidariza con Mauricio Hernández Norambuena: Está viviendo una condena terriblemente injusta

VIDEO | Sacerdote Felipe Berríos solidariza con Mauricio Hernández Norambuena: Está viviendo una condena terriblemente injusta

[resumen.cl] El sacerdote Felipe Berríos solidariza con Mauricio Hernández Norambuena «Comandante Ramiro», luchador social del Frente Patriótico Manuel Rodríguez preso por más de 16 años Brasil sometido condiciones deshumanizantes.

Te puede interesar también: Valparaíso: denuncian condiciones inhumanas de presidio de Mauricio Hernández Norambuena

En un video publicado en youtube, el sacerdote jesuita Felipe Berríos se suma a la lista de personas que exigen que mejoren las condiciones en que se encuentra privado de libertad Mauricio Hernández Norambuena conocido también como «Comandante Ramiro» del Frente Patriótico Manuel Rodríguez y que sea trasladado a Chile. Mauricio, como parte del Frente, participó en diversas acciones de resistencia a la dictadura, entre ellos el fallido acto de tiranicidio contra Pinochet en el Cajón del Maipo.

Te puede interesar también: Chile. Por la libertad de Mauricio Hernández Norambuena: Las armas de la solidaridad

«Está viviendo una condena terriblemente injusta» afirma el sacerdote en un video donde aparecen distintas figuras públicas que ya se han manifestado previamente al respecto. Mauricio Hernández Norambuena se encuentra prisionero hace 16 años en Brasil en condiciones que vulneran su condición humana, limitando su capacidad de movimiento, espacio, minutos que puede ver luz, etc. La campaña busca hace años que «Ramiro» pueda ser trasladado a Chile y que pueda enfrentar un juicio en condiciones justas.

Video del Colectivo por la vida y la libertad de Mauricio Hernández Norambuena original en youtube:

Te puede interesar también: Presentan libro «Un paso al frente, habla el Comandante Ramiro del FPMR» en Concepción

Estas leyendo

VIDEO | Sacerdote Felipe Berríos solidariza con Mauricio Hernández Norambuena: Está viviendo una condena terriblemente injusta