Denuncian intoxicación por ácido sulfhídrico desde celulosa en Nacimiento

[resumen.cl] Vecinos y vecinas de Nacimiento denuncian haber sufrido un caso de intoxicación el pasado jueves 6 de Junio de 2019. El evento se habría producido desde las 19:00 hrs, frente a las dependencias de la planta de Ex-papelera INFORSA, propiedad de la empresa forestal CMPC. Este episodio se suma al del 25 de abril, cuando habitantes de Nacimiento acusaron que la empresa CMPC se encuentra contaminando gravemente la comuna, en especial el llamado "Barrio Industrial" en donde viven más de 5.000 personas a solo metros de esta planta de celulosa, la más grande de Chile.

Desde hace algunos meses el movimiento socio-ambiental "Limpiemos CMPC" ha estado denunciando casos de intoxicación en la comuna de Nacimiento, región del Biobío, en donde actualmente se encuentra la planta de celulosa Santa Fe, la que más toneladas de pulpa de celulosa produce anualmente en el país. Resumen visitó la zona recientemente recolectando testimonios de vecinos y vecinas que hablaban de recurrentes episodios de intoxicación, malos olores, irritación de ojos y aparato respiratorio, entre otras afectaciones.

Segúnsu relato, el pasado jueves 6 de junio de 2019 se volvió a generar un evento de estas características, específicamente, frente a la ex papelera INFORSA, afectando a residentes de la población Lautaro. En conversación con Resumen Luis Vergara, concejal de Nacimiento, manifestó que ese día desde las 19:00 horas sintieron "malestar, dolor de cabeza, mareos y náuseas. Y en el mismo punto al frente de la ex papelera INFORSA se registró presencia de ácido sulfidrico". La situación se trataría de un presunto vertimiento de residuos industriales a la red de alcantarillado domiciliario, lugar desde donde se habría dispersado hacia las casas de los vecinos, generando intoxicación en los baños de los residentes. El concejal además comunicó que tardíamente llegó personal de bomberos luego de los llamados de los vecinos y vecinas, realizando monitoreos con un instrumento de medición de gases MSA Altair 5. Dicho equipo no pudo comenzar a medir de inmediato, estando operativo después de las 23.00 horas cuando se presentó un voluntario capacitado para realizar dicho procedimiento.

Habitantes de Nacimiento acusan a celulosa CMPC por nuevo episodio de intensas emanaciones tóxicas

Posteriormente, llegó una empresa llamada Análisis Ambientales (ANAM) que fue contratada por la industria CMPC luego de los parlamentos que realizó con la comunidad de Nacimiento en Noviembre de 2018. Estas reuniones fueron exigidas por la comunidad tras diversos casos de contaminación y terminaron con una serie de acuerdos que los habitantes de Nacimiento alegan no han sido cumplidos por la multinacional propiedad de la familia Matte.

Luis Vergara además planteó que la empresa ANAM trajo un medidor de gases distinto al de bomberos, el cual arrojó la medición de 45 partes por millón de ácido sulfhídrico. Según el concejal, en los sucesos de abril hubo 30 partes por millón de la misma sustancia, por lo tanto se trataría de un caso más grave que lo denunciado en dicha fecha.

Muestras de agua recogidas por habitantes de Nacimiento el 6 de junio de 2019. Alegan que están contaminadas con ácido sulfhídrico

También puedes ver: Las mujeres frente a la industria de celulosa más grande de Chile en Nacimiento

El concejal además relató que en medio de estos sucesos "llegó el fiscalizador de la Seremi de Salud Milton Toledo, que tiene sede en Los Ángeles, quien en noviembre de 2018 y en abril de 2019 ya había sido requerido por los vecinos, ante intoxicaciones por ácido sulfhídrico y 2 veces por intoxicación con metanol, debido a fallas de operación de caldera, generando incluso sumario sanitario. Sin embargo, en esta ocasión el fiscalizador quería hacer el sumario sanitario". El concejal manifestó además que "nosotros tuvimos que dialogar, incluso más allá del diálogo, demostrándole fuerza y enojo ante su negativa, lo presionamos, estábamos transmitiendo en vivo para varios medios locales y en el Facebook de nuestro movimiento Limpiemos CMPC". En el mismo sentido agregó que "él decía, frente al registro de Facebook Live, que no iba a hacer sumario porque era complicado y lo que ocurría después era que cuando se citaba a la compañía, los abogados bajaban el sumario, lo impugnaban por diversos motivos y buscaban resquicios".

Luis Vergara relató que "tuvimos que ponernos en la dura con él, y decirle que él es funcionario público y tiene que regirse por el estatuto administrativo y por lo tanto el tiene un deber y si no cumple eso tiene consecuencias y no está bien".

El día posterior a los sucesos denunciados como intoxicación – el viernes 7 de junio – mientras 4 concejales sostenían una reunión en alcaldía, se presentó inesperadamente la Superintendencia de Servicios Sanitarios a fiscalizar las dependencias de la ex-papelera, estando en conocimiento el Alcalde, jefa de gabinete y encargada de Medio Ambiente. Ninguno de éstos 3 funcionarios notificó ni invitó a los concejales. Siendo solo advertidos por vecinos.

Según el edil Luis Vergara "la empresa de servicios sanitarios ESSBIO autorizó a la empresa para evacuar aguas servidas desde la industria papelera cuando aún estaba en funcionamiento INFORSA, esa empresa cerró el 2013, por lo tanto del año 14 hasta la fecha no hay gente trabajando dentro de INFORSA y esa conexión al alcantarillado domiciliario de la Población Lautaro el 25 de abril y ahora el 6 de junio tuvo vertimiento masivo de líquidos industriales, cuyo principal componente es el ácido sulfhídrico».

El edil continuó explicando que "el día 7 vino la Superintendencia de Servicios Sanitarios y empezaron a realizar una inspección para generar un acta de fiscalización respecto del episodio. No sabemos aún el contenido del acta, qué proceso se inició, en qué tenor, y no sabemos si además incluyó otras revisiones, nosotros presumimos que sí porque presionamos para ser parte, acompañamos a la comitiva que venía desde Concepción de la superintendencia, también vino gente de la empresa ESSBIO. Estuvimos en las dependencias de la ex papelera, y luego de eso personal de ESSBIO se trasladaron a otras dependencias de CMPC, sin mencionar si era al aserradero contiguo o la fábrica de celulosa, se presume que a corroborar o descartar vinculación en la fuga. Desconocemos qué áreas más fiscalizaron y cuál es el acta que realizaron, ni hasta el momento tenemos información. Lo que sabemos certeramente es que nuevamente hay una intoxicación por verter ácido sulfhídrico al alcantarillado por parte de la empresa CMPC en una cantidad muy alta, y eso viene en un momento en que la compañía dijo que nunca más y que iban a haber mejoras y cambios de protocolos y preocupación por los vecinos".

Posteriormente, el movimiento Limpiemos CMPC ha solicitado al gerente de sostenibilidad y asuntos públicos de CMPC, Augusto Robert, el informe con los resultados de las mediciones y las condiciones del vertimiento que aseguran intoxicó a los vecinos, tal como los 2 profesionales de ANAM comprometieron esa misma noche para el mediodía del viernes 07 de junio. Hasta ahora no ha habido respuesta. Tampoco se registró respuesta por vía telefónica, algo que el mismo gerente corporativo Guillermo Turner aseguró que estaría disponible las 24 horas del día y los 7 días de la semana, operando desde el lunes 03 de junio, como medida de información a los vecinos en momentos de fugas e intoxicaciones. El movimiento Limpiemos CMPC llamó a esa central frente a las cámara esa misma noche del 06.06, teniendo nula respuesta e información sobre la sustancia que inhalaron, los efectos y medidas de cuidado, lo cual generó indignación en los vecinos, dado que la compañía CMPC el día 30 de mayo de 2019, con ocasión del Consejo Ciudadano Ambiental lo habían comprometido y asegurado.

El ácido sulfúrico es un químico tan fuerte que es corrosivo. Lo cual significa que puede causar quemaduras graves y daño a tejidos cuando entra en contacto con la piel o las membranas mucosas. Además su inhalación puede provocar labios, uñas y piel azulados; dificultad respiratoria; debilidad corporal; dolor de pecho (opresión); asfixia, tos, expectoración con sangre, mareos, presión arterial baja; pulso rápido e insuficiencia respiratoria

Además de estos desechos líquidos que habitantes de Nacimiento declaran que están siendo vertidos al sistema de alcantarillado de la población, la contaminación atmosférica emitida por las plantas de producción de celulosa y papel se caracteriza, tal como otras actividades industriales, por la liberación al ambiente de dióxido de azufre (SO2), material particulado, óxidos de nitrógeno (NOx), dióxido de carbono y monóxido de carbono, además de los denominados gases TRS, especialmente el sulfuro de hidrógeno (H2S).


Los gases TRS agrupan a un conjunto de compuestos que se generan en el proceso de producción de celulosa, los más importantes son el sulfuro de hidrógeno (H2S), los mercaptanos (CH3SH), el dimetil-sulfito (CH3SCH3) y el dimetil disulfuro (CH3SSCH3). Estos gases tienen la característica de emitir fuertes y desagradables olores que pueden extenderse por grandes distancias. Los mercaptanos por ejemplo, son compuestos organo-azufrados que son perceptibles aún en muy bajas concentraciones, y que emanan en todas la línea de producción de la celulosa y el papel. El sulfuro de hidrógeno, presenta un olor a descomposición de materia orgánica similar al de los huevos podridos. Estos compuestos se generan en varios equipos de las plantas de celulosa

También puedes ver: Cifras millonarias para celulosa CMPC en medio de intoxicaciones de la población de Nacimiento

CMPC vivió un año de explosivas ganancias durante el año 2018, sin embargo, no ha sido capaz, según los habitantes de Nacimiento, de invertir lo necesario para evitar los graves sucesos de contaminación e intoxicación que denuncian públicamente contra la empresa de los Matte, que, junto a Arauco de los Angelini, controlan la mayoría del negocio forestal en Chile. Por su parte las medidas fiscalizadoras del Estado no han estado a la altura de la población afectada por estos sucesos que califican como intoxicaciones colectivas. Un caso que recuerda lo que sucedió durante 2018 en Quintero-Puchuncaví, en donde recientemente un contundente fallo de la Corte Suprema apuntó toda la responsabilidad a distintas instituciones del Estado en la severa crisis por intoxicaciones en Quintero y Puchuncaví.