Traumas oculares del Estallido: Irregularidades, promesas falsas y un constante abandono estatal

Desde el 2019 a la fecha, Los Ojos de Chile ha contabilizado más de 400 víctimas de trauma ocular debido a la desmedida represión de agentes estatales en el Estallido Social. De aquel número, 360 fueron atendidas hasta diciembre de 2020 a través del programa PIRO, pero solo tres personas fueron beneficiadas con prótesis de cristal. El mayor problema fue la irregularidad bajo la cual el Minsal ofreció los artefactos, donde se pidió la devolución de una prótesis por no pago y el organismo no ha reembolsado los gastos en las prótesis y los tratamientos médicos a los cuales se comprometió con aquellas personas seleccionadas. 

Por Kathia Cancino Rojas

Un día cualquiera del mes de noviembre de 2020, Gloria Moraga recibió una llamada de un número desconocido. Cuando contestó, se le informó que había sido beneficiada con una prótesis ocular de vidrio que reemplazaría el artefacto de acrílico al que accedió a través del programa de Protección Integral de Reparación Ocular (PIRO).

Gloria lo relata de la siguiente forma: la llamaron hoy a las cinco de la tarde y tenía que aparecerse a las 11 de la mañana del otro día en el Sanatorio Alemán, de modo que se dirigió desde su casa en Chillán a Concepción para ser atendida por un prestigioso médico y protesista alemán. Primero, entró a un "mercado de ojos": una oficina con un escritorio repleto de prótesis oculares que el médico comenzó a manipular para decidir cuál era la que más se adaptaba a ella. 

Dos horas después de pulir y adaptar el aparato perfectamente a su cuenca, la víctima de trauma ocular se fue feliz a su casa. Sin embargo, con el pasar de los días la prótesis no solo trajo consigo felicidad, sino también una fuerte irritación de la cual el Ministerio de Salud, órgano que hizo posible la entrega del artefacto, jamás se hizo cargo.

Pero peor aún fue la revictimización de la afectada cuando un día, de la nada, la llamó la traductora del prestigioso protesista Roland Lautner solicitando el aparato de vuelta. Las razones: el Estado de Chile jamás pagó la prótesis ocular.

Gloria Moraga | Fotografía: The Clinic

Como una historia de película, de mala película o por lo menos de horror y dolor, la historia de Gloria Moraga llega acompañada de la de Natalia Aravena y muchos y muchas más que engrosaron la cifra de víctimas de trauma ocular dejadas por las policías de Chile en el marco del Estallido Social. 

Hasta la fecha, según datos oficiales del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), hay como mínimo 2.000 personas afectadas por la represión policial y sus consecuencias: prisión política y violencia física y psicológica, todos ellos abandonos en mayor o menor medida por el Estado de Chile. 

Sin embargo, recientemente desde el mismo INDH las cifras relacionadas a las víctimas de trauma ocular han estado en el ojo del huracán debido a un nuevo criterio de conteos. Tal y como lo indicó INTERFERENCIA, por decisión del director de la institución, Sergio Micco, el nuevo criterio contabilizaría solo a aquellas víctimas que presentaron querellas conjuntas con el INDH, reduciendo la cifra de 460 a solo 173 afectadas/os, situación que se uniría a la vorágine vulneratoria en que se encuentran las víctimas de trauma ocular.

Natalia Aravena

PR"TESIS PARA [email protected] Y PROGRAMA PIRO PARA [email protected]

"A Gloria la llamaron, y solo fue a algunas personas a las que le dieron la posibilidad de tener una prótesis de cristal. Apenas fueron algunos seleccionados, lo que ya era irregular e injusto, porque la posibilidad debería ser para todos quienes tuvieron una pérdida ocular". Así lo explica Marta Valdés, vocera de la Coordinadora de Víctimas y Familiares de Trauma Ocular a la cual Moraga pertenece actualmente.  

De hecho, Valdés acredita que desde el Ministerio de Salud se habrían comunicado con Los Ojos de Chile -organización dedicada al acompañamiento de víctimas de trauma ocular en el contexto del Estallido Social- para solicitar nombres de víctimas afectadas y ofrecerles una prótesis ocular. 

Tras ello, Evelyn Meneses en representación de Nelly Alvarado, directora del Departamento de DDHH y Género del Minsal, se comunicó con Gloria para explicarle la situación e indicarle a dónde debía dirigirse. "A ella le pareció extraño que no fuera para todos los compañeros y compañeras; de hecho, Gloria pensó que así como la llamaron a ella, después llamarían a todos los demás, pero luego nos dimos cuenta de que no", indica Valdés. 

Te puede interesar| Gloria Moraga, víctima de trauma ocular obligada a devolver prótesis: "Esto fue un programa entre gallos y medianoches" | Resumen.cl

Tal información fue corroborada por Matías Vallejo, director de Los Ojos de Chile, quien asegura que fue el Minsal quién les comentó respecto al protesista y su voluntad generosa para con las víctimas de trauma ocular. "Nos enteramos de que venía (el protesista) y en esa oportunidad se atendieron tres personas con él, una de ellas Gloria. Entonces nosotros conectamos, porque Gloria es parte de nuestra comunidad", explica. 

Sin embargo, las ayudas a las tres personas beneficiadas por las prótesis oculares de vidrio no contaban con un programa o alguna estructura que respondiera a interrogantes de financiamiento por parte del Minsal, pues el tratamiento no tenía relación con el programa de Protección Integral de Reparación Ocular (PIRO) que ayuda a las víctimas de trauma ocular, enmarcándose en una ayuda externa entregada por el Ministerio. 

Fotografía: Ruber Osoria

Sobre este punto, Vallejo indica que la situación no se configuró como un esfuerzo estratégico del Minsal, con planes o presupuestos declarados, sino más bien se trataría de "conectar su voluntad con las necesidades de víctimas de trauma ocular" pero no desde la planificación. 

De hecho, el director de Los Ojos de Chile añade que "a distintas víctimas se les ha prometido reembolsar gastos en los que ellos incurrieron para obtener prótesis de forma urgente, porque el no utilizarla cuando se tiene estallido ocular, por ejemplo, significa que la concavidad comienza a tener malformaciones por lo que es necesario en muchos casos que la prótesis y el trabajo de ella se haga de forma urgente para no tener mayores complicaciones a futuro". 

Pero las irregularidades no solo recogerían tal situación, sino que incluso un desconocimiento del propio personal del PIRO en cuanto a las prótesis de vidrio.

En conversación anterior con RESUMEN, Gloria explicó que cuando debió atenderse rápidamente la irritación en el Hospital El Salvador, en Santiago, donde se encuentra la Unidad de Trauma Ocular (UTO), preguntó a las profesionales y ninguna estaba enterada del trabajo realizado por el protesista alemán.

Anuncio Programa Integral de Reparación Ocular, 11 de noviembre de 2019. En la fotografía los representantes de la época: el ministro de Salud, Jaime Mañalich, junto al subsecretario de Redes Asistenciales, Arturo Zúñiga. | Fotografía: Minsal

Y es que el programa dependiente del Ministerio de Salud se ve cruzado por diversas irregularidades, partiendo por una premisa que deja mucho que desear: "El programa PIRO no reconoce a sus pacientes como víctimas de violación a los Derechos Humanos y, desde ahí en adelante, toda la reparación física y atención psicológica que el programa entrega no contempla esa sensibilidad, ni tampoco contempla atención psicológica para los familiares directos", manifiesta Vallejos.

 "Aquí lo que se demuestra es un abandono por parte del Estado, una falta de preocupación de terminar lo que inicia, todos los gestos por parte del MINSAL en materia de reparación han sido inoportunos, insuficientes y la verdad es que resultan ser gestos incoherentes", concluye. 

IRREGULARIDADES DEL PIRO Y ABANDONO ESTATAL

No es primera vez que el PIRO presenta irregularidades bajo el alero del Minsal. Ya a comienzos del mes de abril, una nota de Radio Universidad de Chile dio cuenta de que tras denuncias públicas de la Coordinadora de Víctimas de Trauma Ocular por negligencias y precarización del PIRO, la diputada Claudia Mix habría oficiado al ministro Enrique Paris, a la directora del Departamento de DDHH y Género del MINSAL, Nelly Alvarado, y a la directora del Servicio de Salud Metropolitano Oriente, María Elena Sepúlveda. 

Ello debido a que el programa no prestaría los servicios adecuados a las víctimas y apenas contaría con profesionales adecuados y a tiempo completo para atender a los más de 400 casos de los cuales se encarga el Hospital El Salvador, lugar físico en el que funciona el PIRO.

Te puede interesar: Dirección del INDH dejó fuera de registro a más de 300 víctimas de lesiones oculares por efectivos policiales en el Estallido en Chile | Resumen.cl

De hecho, Natalia Aravena, enfermera y víctima de trauma ocular del Estallido Social, fue una de las beneficiadas por la propuesta del Ministerio de Salud a través de la directora del departamento de DDHH, Nelly Alvarado. También paciente del Hospital El Salvador, explica que el programa es sumamente deficiente y centralizado, ejecutándose en un solo hospital del país pese a que las policías dejaron un reguero de víctimas repartidas en todas las regiones; todas, a la espera de respuestas y justicia. 

Tales deficiencias encuentran eco en los presupuestos desglosados en el Segundo Informe emitido por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos titulado "Estado de avance sobre las medidas adoptadas en relación con las recomendaciones recibidas de organismos nacionales e internacionales de derechos humanos en contexto de las protestas sociales de 2019", con información recopilada entre junio y diciembre de 2020.

Ejecución presupuestaria del PIRO, periodo julio - diciembre de 2020 | Elaboración propia a partir de Informe de Minsal

El desglose de la información da cuenta de que entre julio y diciembre de 2020 el presupuesto destinado al PIRO alcanzó un total de 104.368.630 millones de pesos, pero Aravena testifica que durante el mismo transcurso de tiempo solo había una terapeuta ocupacional, dos tecnólogas médicas a media jornada, un protesista y una trabajadora social, número de profesionales insuficientes para atender a las 360 personas que, según el segundo informe, fueron atendidas por el PIRO durante aquel periodo. 

Y si las cifras parecen preocupantes respecto a la deficiencia constante del programa, más preocupante es la nula mención a las prótesis de vidrios supuestamente financiadas. Supuestamente, debido a que tras algunos meses de tener la prótesis en su poder, Gloria Moraga recibió la noticia de devolución por no pago y, para Aravena, el compromiso del Ministerio nunca se cumplió reventando su tarjeta de crédito. 

¡MUCHAS GRACIAS Y QUE DIOS SE LO PAGUE!

Natalia Aravena, integrante de la Coordinadora de Víctimas de Trauma Ocular, narra que se encontraban en una mesa de trabajo con la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren y una red de colaboradores y Los Ojos de Chile, cuando se mencionaron las prótesis de cristal realizadas por el doctor Roland Lautner quien viene al país regularmente. 

A raíz de ello, habría existido una comunicación directa con Nelly Alvarado, la directora del Departamento de Derechos Humanos del Minsal donde se les explicó que la institución costearía las nuevas prótesis

"Entonces yo empecé a armar un listado en la Coordinadora de Víctimas de Trauma Ocular de quienes necesitaban prótesis, que era un listado de entre 10 a 15 personas y dentro de ellas había algunas de regiones", indica Aravena. 

Fotografía: Photography Dark | Redes Coordinadora

La enfermera menciona que si bien se realizó una prótesis particular antes de que las ayudas del Minsal fueran ofrecidas, al comentar su caso le explicaron que le iban a reembolsar los gastos como parte de las ayudas impulsadas. Pero día a día el cargo en la tarjeta de Natalia crece y crece, pues desde el Ministerio de Salud jamás le reembolsaron los gastos en que incurrió

Aravena además explica que de las tres personas -de la zona sur- que sí lograron atenderse antes de que el protesista se fuera del país, solo a Gloria se le solicitó la prótesis de vuelta por no pago, y  que los restantes de la zona metropolitana y norte podrían hacerlo en marzo, cuando volviera el doctor. Sin embargo, desde el Minsal no se tuvo más respuesta respecto a tal situación y ninguna persona de su lista realizó el procedimiento. 

Te puede interesar: Albano Toro, víctima de Trauma Ocular: "Tuve que aprender a vivir de nuevo, ha sido muy desgastante todo este proceso dada las negligencias del Gobierno. Pero seguimos en pie de lucha" | Resumen.cl

El gran problema es que tanto desde la Coordinadora de Trauma Ocular como también desde la Coordinadora de Familiares de Víctimas de Trauma Ocular han sido enfáticos en denunciar las graves falencias del PIRO y el abandono del Minsal para con las y los afectados del Estallido Social. Tanto Aravena como Valdés, integrantes de cada coordinadora, respectivamente, manifiestan que aunque se realicen reuniones con el Ministerio, no hay respuestas para sus problemáticas

"Nosotros enviamos correos, cartas por lo que ha ocurrido, hicimos una declaración pública, yo le escribí personalmente a Evelyn Meneses (secretaria de Alvarado) y de ninguna parte nos han dado ninguna respuesta. Incluso la última vez que tuvimos reunión con ella nos dijeron que a la semana siguiente íbamos a tener una segunda reunión, la cual suspendieron y dijeron que nos iban a avisar cuando iba a ser la próxima pero aún no pasa nada", testifica Aravena. 

Pero la tónica continúa siendo la misma: irregularidades sin respuestas, personas abandonadas por el mismo Estado que las dañó y cantidades de dinero que, en lo aparente, no se condicen ni con el personal testificado ni tampoco resuelven las necesidades y los ofrecimientos del Ministerio de Salud para con las víctimas. 

lagarini

Albano hoy. Profesional de la salud, bombero, y diversas labores han sido un timón constante en su vida, siempre ayudando desde diferentes trincheras. Hoy, eso se encuentra en pausa, está concentrado en su recuperación. Sin embargo, expresa que "la lucha sigue", esta vez en busca de justicia | Fotografía: Johan Berna

Y si bien Gloria no debió devolver su prótesis gracias a la presión a través de redes sociales y a lo viral que se volvió su caso, el triunfo llegó tras constantes llamadas del Minsal para devolver el artefacto al Sanatorio Alemán y al parecer, solo gracias a la viralidad de su situación. Para Aravena, aún no existe contacto desde la cartera de Gobierno para reembolsar su dinero. Y así como para ella, a día de hoy, el abandono es el pan de cada día para la mayoría de las víctimas de trauma ocular. 

Para efectos de este reportaje RESUMEN se comunicó con el Ministerio de Salud para obtener su versión respecto a los hechos expuestos. A continuación, se adjunta el comunicado íntegro entregado por la cartera

"Las personas atendidas por el especialista en prótesis ocular de Alemania fueron consultadas e informadas de la posibilidad de acceder a la consulta con este profesional, que se encontraba de visita en Chile, y todas ellas dieron su consentimiento informado para tal atención.

El pago de los servicios de este profesional se gestionó a través del Ministerio de Salud, lo que fue informado oportunamente a los beneficiarios.

Respecto a la información que recibió la Sra. Gloria Moraga sobre su prótesis, lamentamos que esta haya sido incorrecta. Ella no debe incurrir en ningún pago ni devolución de dicha prótesis.

En relación a la situación de Natalia Aravena, el reembolso de su prótesis se encuentra en proceso".

RESUMEN se contactó nuevamente con Natalia Aravena para corroborar lo expuesto por el Minsal respecto a su prótesis. Hasta el cierre de esta edición, la afectada fue enfática en señalar que desde el Ministerio no se han comunicado con ella para tal reembolso. De hecho, hace una semana ella se comunicó con la cartera de Gobierno a manera de presión, pero desde el Minsal solo le mencionaron que mandarán un correo para analizar su situación. Luego de eso, no hubo más respuesta.

Fotografía principal (original): Claudia Pool | @claudiapool_foto

Estas leyendo

Traumas oculares del Estallido: Irregularidades, promesas falsas y un constante abandono estatal