VIDEO | Alertan de impactos socio-ambientales negativos del Parque Científico y Tecnológico en Concepción

[resumen.cl] El proyecto de Parque Científico y Tecnológico del Biobío (PACyT) comenzó a desarrollarse con un loteo y urbanización de 255 hectáreas del Cerro Alto Caracol sin siquiera contar con un Estudio de Impacto Ambiental. Vecinos/as y ambientalistas del sector Agüita de la Perdiz denuncian los graves impactos socioambientales que podría generar este proyecto, reduciendo la biodiversidad de la zona y afectando a la población del Gran Concepción.

 

En el cerro alto Caracol se está desarrollando esta iniciativa por empresas contratistas que prestan servicio a la constructora VALKO, encargada del proyecto. A su vez son la Universidad de Concepción y el Gobierno Regional las instituciones que impulsan la iniciativa del Parque Científico y Tecnológico del Biobío.

Resumen conversó con Marco Olave, ambientalista y vecino de la Agüita de la Perdiz, quien vive justo al final de la emblemática población penquista, en los bordes del Cerro Caracol. Toda una vida viviendo en las cercanías de este espacio peri-urbano le han entregado herramientas y conocimientos amplios sobre este territorio. "Aprendí a caminar en el Cerro Caracol, conozco varios arboles como si fueran mis amigos, porque los conozco desde cuando eran más chicos, los he visto crecer, por lo tanto los siento muy cercanos". El poblador, que a estas alturas se ha transformado en un experto no académico del territorio del Cerro Caracol, nos relató acerca de las diversas especies de anfibios, aves y árboles que ha encontrado en la zona.

Anfibios presentes en la zona a intervenir

También puedes ver: Irregular Parque Científico y Tecnológico del Biobío: ni siquiera tiene Estudio de Impacto Ambiental

En especial Marco y su familia han tenido una importante participación en el cuidado y conservación de diversos anfibios, uno de los representantes de nuestra fauna que más impactos negativos está viviendo producto del cambio climático y la destrucción de los ecosistemas. Estudios científicos están reportando hace años que los anfibios son de las especies que más rápido se están extinguiendo por los drásticos cambios humanos en el entorno. Marco fue uno de los principales críticos de las obras realizadas en el Parque Metropolitano Cerro Caracol que afectaron a muchos anfibios y propuso diversas estrategias de mitigación para los impactos negativos que han surgido por las obras en la zona, principalmente, las hidráulicas. Hoy se encuentra muy preocupado por lo que sucederá con el denominado como Parque Científico y Tecnológico del Biobío (PACyT).

 

También puedes ver: [FOTOS] Vecinos de Agüita de la perdiz denuncian desastrosa intervención en Cerro Caracol

 

Ha registrado una alta variedad de especies dentro de las 255 hectáreas que pretenden ser intervenidas en los fundos La Cantera y El Guindo de la Universidad de Concepción, cuenta que "hemos encontrado anfibios que se supone solo están en la selva valdiviana, anfibios arbóreos que viven en los árboles. Hemos encontrado la Ranita de Cuatro Ojos, la Ranita de Darwin, la Ranita de Antifaz, y a lo menos 6 variedades de ranas que son similares a la Ranita de Nahuelbuta, que son ranitas de hojarasca, es decir, que viven en las hojas de los árboles". Continúa explicando que entre estas especies "los expertos de la Universidad de Concepción reconocen a dos, que están en vías de extinción y que dicen deben ser protegidas, así como los lugares en que ellas habitan".

 

También puedes ver:  JJ.VV. piden pronunciamiento a Contraloría respecto a la legalidad del proyecto Parque Científico Tecnológico

Marco comentó que también han encontrado especies de árboles como Boldo, Lingue, Arrayanes, Huillipataguas, esta última, en categoría vulnerable. Además se pueden divisar Chercanes, Colilargas, Rayaditos, entre otras aves. El entrevistado además aseguró que incluso han encontrado especies que no estarían reportadas en libros o estudios académicos de esta zona geográfica. Agrega que todo esto lo sabe porque "camino habitualmente con mi familia, es parte de mi mundo".

También puedes ver: Estudiantes critican al Parque Científico y Tecnológico del Biobío (PACYT)

Al preguntarle por la historia del lugar explica que "este cerro se ha ido desmembrando principalmente a fines de la dictadura, entre los señores poderosos como yo les llamo, la Universidad de Concepción, el señor Aquiles Acosta y la familia Van Rysselberghe y unos cuantos más". En el mismo sentido sigue relatando que "vimos como en la dictadura, la Universidad de Concepción tala gran parte, el 95% del bosque nativo, un bosque de años, lleno de vida, mucha fauna y flora por todas partes y lo tala para convertirlo en leña para sus calderas, y para vender también".

Luego de esto se habría iniciado un proyecto que llamaron como ¨ecológico¨ en donde plantaron soya. Posteriormente, al abandonar este proyecto, volvieron a tirar "matamaleza por avión en grandes cantidades y vuelven a talar todo lo que creció y plantan lo que hoy día vemos. Principalmente eucaliptos, este eucalipto que ahora está en tiempo para ser cortado, y vemos como se inicia este nuevo proyecto, este parque tecnológico" fustiga.

Tala rasa en la zona de construcción del PACyT

También puedes ver: Guardaparques encuentran cangrejo en estado crítico de conservación en la Reserva Nacional Nonguén

Resumen constató el inicio de obras en el sector y la tala rasa de diferentes zonas que están arrasando, no solo con las las plantaciones forestales de pino y eucalipto, sino también con las especies nativas que crecen en medio del monocultivo, y que constituyen un importante elemento para la regeneración ecosistema del sector. Pese a que el monocultivo forestal domina en la zona, el vecino explica y muestra las diversas especies nativas que aún se mantienen en el cerro, las cuales tienen el potencial de regenerar el ecosistema de la zona.

Metros ruma de Pino y Eucalipto se están acumulando en la zona

Las empresas a cargo de esta faena, están generando estos impactos sin ni siquiera contar con un Estudio de Impacto Ambiental, todo respaldado y avalado por la Universidad de Concepción y el Gobierno Regional, los dos socios principales de este proyecto.

 

Especies de anfibios en el cerro caracol

Respecto al Parque Científico y Tecnológico del Biobío (PACyT) el entrevistado nos comentó que "nosotros lo vemos como un gran proyecto de destrucción, porque van a intervenir las napas de agua». Añade que «van a llenar con cemento el bosque nativo, y vemos que la poca flora y fauna que sobrevive acá (…) no va haber agua para los arboles y las aves y los insectos en el verano van a desaparecer y esa es mi principal preocupación".

Estos son algunas de las intervenciones a los cursos de agua en la zona que no cuentan siquiera con un Estudio de Impacto Ambiental

En el ámbito de los impactos sociales y urbanísticos el entrevistado comentó que "me preocupa cómo van a controlar estas grandes cantidades de agua que se almacenan en el lugar y que el cerro va absorbiendo lentamente durante todos los veranos, cuando ellos llenen de cemento ya el cerro no va a tener ese poder de absorción y estas grandes cantidades de agua no se ven en el proyecto cómo van a ser manejadas. Yo he solicitado el proyecto de obras hidráulicas que indica la cantidad de agua que ellos van a controlar y por dónde las van a bajar y no hay respuestas al respecto". Marco recalca que "el alcantarillado en Concepción es altamente ineficiente, y todas estas fallas de la ciudad se van a potenciar con este proyecto". Además comentó que ha escuchado sobre posibles intereses inmobiliarios en la zona, así como problemas futuros por la congestión vehicular que se formaría.

Barrio Universitario y población Agüita de la Perdiz en primer plano, atrás los fundos de la Universidad que pretenden ser urbanizados

También puedes ver: Diversos actores acusan negocio inmobiliario tras Parque Científico "PACyT"

Se debe contemplar que respecto a las obras hidráulicas, estas son de gran envergadura en el proyecto PACyT. Por ejemplo, contempla tres lagunas de retención, con superficies de 2,03 hectáreas, 0,67 hectáreas y 0,09 hectáreas. Con esto se intervendrán irreparablemente las cuencas hídricas asociadas al Estero Cárcamo. En la zona además se encuentran especies con alto endemismo, es decir que se encuentran en esta zona y en ninguna otra parte del mundo de forma natural, como el Cangrejo Tigre (Aegla concepcionensis) en peligro de extinción o el árbol Huillipatagua (Citronella mucronata) en categoría vulnerable.

Debe recalcarse que el Proyecto PACyT está en el área de influencia ecológica directa de la Reserva Nacional Nonguén (RNN) y el Parque Metropolitano Cerro Caracol. Dos lugares altamente apreciados por la comunidad del Gran Concepción por los servicios ecosistémicos, educativos y de recreación que brindan a la población de la conurbación. En el proyecto hay 163,7 hectáreas de urbanización de las cuales nadie conoce su futuro, las que podrían ser destinadas al negocio inmobiliario, por ejemplo a barrios de alto valor económico, como una especie de Andalué 2.0. En definitiva, intervenir zonas con alto valor simbólico para la comunidad penquista en beneficio de los sectores más acomodados de la ciudad. Algo similar a cómo recientemente el Estado ha entregado sin problemas la privatización y urbanización del Santuario de la Naturaleza de la Península de Hualpén, a empresarios como Felipe Yaconi y los Navarrete Rolando.

Cerro Caracol y Ciudad de Concepción

Estudiantes, profesionales egresados de la casa de estudios, pobladores/as y organizaciones ambientalistas han denunciado las irregularidades de este proyecto, así como su marcada vocación empresarial en beneficio de las empresas extractivistas que han sido las grandes responsables de la reducción de la biodiversidad de nuestra región.

No deja de parecer vergonzoso que una institución dedicada a la producción de conocimiento y la investigación como la Universidad de Concepción ni siquiera haya realizado un Estudio de Impacto Ambiental para esta mega obra urbanística que pretende impactar uno de los sitios más delicados ambientalmente de la provincia de Concepción. Algo decepcionante para una institución que debería estar a la altura de los desafíos en el ámbito socioambiental que vive en la actualidad nuestro planeta y nuestra región del Biobío en un contexto marcado por la próxima cumbre sobre Cambio Climático COP25 en el país y un panorama cada vez más incierto debido a diferentes amenazas como la pérdida de biodiversidad, el cambio climático, la escasez hídrica, la propagación de megaincendios forestales, entre varias otras problemáticas.

 

Puedes ver el video aquí: