En Copiulemu, vecinos protestan contra ampliación de vertedero de basura industrial

En Copiulemu, vecinos protestan contra ampliación de vertedero de basura industrial

[resumen.cl] Este miércoles vecinos de Copiulemu, comuna de Florida, protestaron interrumpiendo el tránsito en la ruta que une Concepción con Cabrero en contra de la posible construcción del “Depósito de seguridad, etapa IV” a cargo de la empresa Hidronor Copiulemu S.A.

Este proyecto fue presentado al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) en enero de 2013 y recién en noviembre de este año, la empresa respondió con una Adenda a las peticiones de aclaración y rectificación que el SEA hizo al primer informe, tales como que la localidad de Copiulemu está en la provincia de Concepción y no del Bío Bío, como afirmaba el primer documento.

Actualmente en Copiulemu funciona el vertedero que recibe buena parte de los desechos domiciliarios e industriales de la provincia de Concepción. Según el informe de la empresa Hidronor, la superficie total destinada a este fin es de 128 hectáreas, de las cuales se están ocupando 28 en las cuatro etapas de los espacios destinados a recibir desechos domésticos y las tres etapas del “depósito de seguridad”, donde se deposita la basura industrial. Son estas últimas las que están al borde de su colapso y requieren de una cuarta etapa, la cual tendrá una superficie de 8.3 hectáreas.

Hidronor Copiulemu. Mapa de etapa 4 de residuos industriales junto al resto de etapas de basura domiciliaria e industrial

Los vecinos están preocupados e indignados. Desde hace tiempo, según denuncian, se hacen depósitos sin las mínimas condiciones de resguardo para quienes trabajan directamente en las faenas y menos para impedir que los contaminantes afecten a los vecinos de Copiulemu. De hecho, fue en este lugar donde se depositó el cargamento de asbesto proveniente de la termoeléctrica Bocamina I de Coronel, del cual, su extracción, no contó con medidas de protección para los trabajadores ni para la comunidad coronelina, provocando graves resultados que han sido explicados por Omar González, presidente de “Trabajadores Unidos Contra el Asbesto” (TUCA) en un reciente artículo, en el cual, también se preguntó por “cuántas toneladas de asbesto dejaron caer al pueblo” de Copiulemu.

Las sucesivas denuncias de malos olores, plagas de moscas y ratones no han sido suficientes para que la autoridad ambiental decrete medidas tendientes a superar estas situaciones, pues, según la vocera vecinal, Viviana Mella, existe un compromiso con los intereses de Hidronor de parte de las autoridades.

A continuación, transcribimos una breve entrevista a Viviana Mella respecto a este problemático proyecto, del cual se pueden conocer varias de sus características en este sitio.

-El proyecto original plantea que el “Depósito de seguridad, etapa IV”  se emplazará a 1.6 km del “caserío” de Chaimávida, a 5.5 km de Copiulemu, a 15.5 km de Florida y a 22 km de Concepción ¿Cuál es el conocimiento que la población de estos lugares tiene respecto a este proyecto y qué ha hecho la empresa Hidronor para darlo a conocer?
La empresa presentó su proyecto el 2013 y el SEA invitó a reunión de participación ciudadana, pero muy manejada [sin suficiente difusión]. En Copiulemu participamos 16 personas y en Florida 4. En realidad, la empresa no tiene interés de dar a conocer su proyecto.

-El depósito que se pretende instalar tendrá una vida útil de 30 años y, junto con los que ahora operan, tendrán una capacidad de almacenamiento de 2.000.000 de m3, sólo de desechos industriales, sin contar los domiciliarios. ¿Qué repercusiones puede tener en la calidad de vida de las poblaciones humanas aledañas esta inmensa carga de desechos industriales?
Con este proyecto hipotecan a Copiulemu de por vida, aumentarán el nivel de enfermedades, bajarán los precios de los terrenos, probablemente habrá una masiva emigración y, en consecuencia, bajará el nivel de matricula en el único colegio que hay en el sector.

-En la Adenda 1, donde se exponen las respuestas que Hidronor otorga a las observaciones hechas por el Servicio de Evaluación Ambiental se releva una contradicción en la formulación del proyecto original respecto a la intervención del estero Curapalihue, en tanto se afirma “que no se producirá afectación en la calidad fisicoquímica” de sus aguas, pero en otra parte, cuando se refiere a la descarga de los residuos líquidos del proceso de lixiviación, se reconoce que ésta llegará al estero. ¿Qué piensan respecto a esta situación?
En la Adenda estos tipos [Hidronor] no son nada de claros, hay mucha ambiguedad. Pero, lo más grave, es que las autoridades encargadas de evaluar este proyecto encuentran todo bien.


-En cuanto a los residuos gaseosos, el proyecto asevera que “dadas las características del proyecto y en base a la experiencia obtenida en la operación normal del depósito de seguridad en funcionamiento, se estima que las emisiones de gases son despreciables”. Si se tiene en consideración que ya existen sucesivos reclamos contra la empresa por el hedor que emanan los vertederos en operación, cómo evalúan esta afirmación.
Mira, el jueves 26 de noviembre la empresa nos citó a una reunión. Fue para puro hablarnos que todo funciona perfecto. ¡Puras mentiras! Después que habló el gerente general, le dije que no confiamos en ellos y que no les creemos nada. Sus afirmaciones no tienen fundamentos confiables. Oye, si ni siquiera tienen laboratorio para hacer análisis de los residuos que reciben.

-¿Por qué Hidronor se empeña construir este nuevo Depósito de desechos industriales? ¿Cuál es su intención?
Ellos firman contratos con las municipalidades para recibir basura domiciliaria y también reciben residuos industriales de la región, zona central y sur.

Estas leyendo

En Copiulemu, vecinos protestan contra ampliación de vertedero de basura industrial